Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
Historial de visitas

  • Novedades

    Haruki Murakami: entre oriente y occidente (reseña de Antonio Garrido Domínguez)
  • Cine

    Precious, película de Lee Daniels (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    The Crying Light, CD de Antony and the Johnsons (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Ayaan Hirsi Ali y los límites del multiculturalismo
  • Blog

    Ivorypress Art+Book, el regreso madrileño de Elena Ochoa (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    La materia valverdiana (por Nicanor Gomez Villegas)
Autores
Secciones
Temas
De
Hasta
Contiene
Autores
Temas
De
Hasta
Contiene
02.04.2013
Lola López Mondéjar:  <i>Lazos de sangre</i> (Páginas de Espuma, 2012)
Lola López Mondéjar: Lazos de sangre (Páginas de Espuma, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
En el caso de la colección de relatos de Lola López Mondéjar, Lazos de sangre, dicho en número de páginas, un 87 por ciento me ha colmado de una absoluta felicidad lectora. Las fórmulas reconocidas, convencionales y gastadas de la narrativa breve hicieron (para mi gusto) fracasar los tres muy breves relatos del total de 17 veces que la autora arriesga y pasa por el filo de la navaja. Por el lado de lo bueno, lo primero que salta a la vista es ese aspecto transversal a todo el libro que se refiere a la exquisita construcción de unos personajes casi corporales que gozan de absoluta credibilidad. Desvelar aspectos de la realidad evidentes pero que nos pasan desapercibidos y normalizarnos es desde luego uno de los logros de la mejor literatura (por José Cruz Cabrerizo)
07.02.2013
Elisabeth Bowen: <i>La muerte del corazón</i> (Impedimenta, 2012)
Elisabeth Bowen: La muerte del corazón (Impedimenta, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
Un título equívoco, La muerte del corazón; una escritora, Elisabeth Bowen a la que por fortuna ni sabía que existía y por tanto no había leído… Creo que está claro mi “por fortuna”: si te hacen un regalo ahora, afortunadamente no te lo habían hecho antes. A lo mejor le resulta contradictorio. Tan contradictorio como que se muera el corazón, la máquina que impulsa la vida. En cualquier caso se lo digo con la mano ahí mismo, en el corazón: es un gran regalo leer libros que se viven (por José Cruz Cabrerizo)
07.11.2012
Víctor Charneco: <i>Devuélveme a las once menos cuarto</i> (Ediciones Carena, 2012)
Víctor Charneco: Devuélveme a las once menos cuarto (Ediciones Carena, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
Víctor Charneco no debe haber pisado ninguna escuela de escritores (por su falta de técnica), pero tiene de bueno que tampoco le han llenado la cabeza de nubes y éter y de lo literariamente correcto. Se sale de ese lado, del burladero de las frases técnicamente impolutas pero hueras, y cuenta algo tangible y reconocible. Devuélveme a las once menos cuarto es un claro ejemplo de sistema desajustado, pero tras el que se adivina el sincero empeño de un escritor que se lanza a pecho descubierto. El más fuerte de sus puntos fuertes es el de la valentía suicida de un escritor que se empeña en escribir en un registro realista una ficción que debería situarse en los escenarios de la ciencia ficción. Un objetivo aparentemente inalcanzable pero conseguido desde el principio. Y de ahí que el lector acuda a firmar un contrato de suspensión de la incredulidad en base a un acuerdo invisible forjado por una sencilla naturalidad en el complejo acontecer narrativo (por José Cruz Cabrerizo)
04.10.2012
René Philoctète: <i>Río masacre</i> (Barataria, 2012)
René Philoctète: Río masacre (Barataria, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
El ignorante lector, el que quería encontrar al autor genial (René Philoctète) y desconocido ya tiene la horma de su zapato: tratar de desentrañar las severas complejidades de esta novela, Río masacre, testimonio histórico (que no ajuste de cuentas), que utiliza el pespunte del acontecer amoroso (trufado mayormente de pulsión sexual, de erotismo sabiamente dibujado pero desbordado), entre Pedro Álvarez Brito y Molina, cortador de caña dominicano, sindicalista y por tanto carne de tortura y candidato al paredón, y Adèle Benjamín, haitiana, como uno de los hilos conductores. No, no es la misma de siempre, tan solo una mínima excusa para una novela animista en la que una guagua conversa con el conductor, y en la modorra del humo repasa sus veintitantos años de caminos; un texto donde los instrumentos del agrimensor también platican entre sí y tienen voluntad propia, como la férrea determinación de los machetes (por José Cruz Cabrerizo)
05.09.2012
Alberto Chimal: <i>Siete</i> (Salto de Página, 2012)
Alberto Chimal: Siete (Salto de Página, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
Siete, de Alberto Chimal, es desde luego un libro sinérgico, es un sumatorio de esfuerzos orientados a la consecución de un/unos objetivo/s común/es. Me figuro que en este volumen los citados objetivos serán los de toda la vida: entretener, impactar al lector en la forma, e impactar al lector en el fondo para que reflexione. Y una vez más Siete confirma su fama de número afortunado, porque simboliza o reporta una buena lectura (por José Cruz Cabrerizo)
04.05.2012
Juan Jacinto Muñoz Rengel: <i>El asesino hipocondríaco</i> (Plaza & Janés, 2012)
Juan Jacinto Muñoz Rengel: El asesino hipocondríaco (Plaza & Janés, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
El asesino hipocondríaco, de Juan Jacinto Muñoz Rengel, es una novela paradójica (en su acepción de “idea extraña u opuesta a la común opinión y al sentir de las personas”), como su título. Primero por su estructura. El sicario protagonista, a quien conoceremos como señor Y. hasta bien avanzado el libro, narra sus andanzas en primera persona al tiempo que desgrana sus dolencias doblemente ficticias comparándolas con las que sufrieron conocidos escritores y filósofos. La novela arranca carcajadas, lo que ya sabemos que está mal visto a la hora de considerar el rigor de una obra literaria. Pero para desgracia de criticones, hay ejemplos suficientes de que en ningún momento se ha descuidado mínimamente la coherencia interna (por Juan Cruz Cabrerizo)
18.04.2012
Edmon Amran El Maleh: <i>Mil años, un día</i> (Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, 2011)
Edmon Amran El Maleh: Mil años, un día (Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, 2011)
Reseñas de libros / Ficción
es una novela que sin buscar el sello de “histórica” remueve los oscuros lodos históricos del sionismo a través de la antipatía que el protagonista Nesim profesa a esa ideología. Una antipatía compartida con su creador, Edmon Amran El Maleh, judío marroquí que por voluntad propia no quiso que sus obras se publicaran en Israel (por Jesús Cruz Cabrerizo)
01.03.2012
Vladímir Korolenko: <i>El músico ciego</i> (Barataria, 2011)
Vladímir Korolenko: El músico ciego (Barataria, 2011)
Reseñas de libros / Ficción
El músico ciego nos descubre la capacidad camaleónica de un Vladímir Korolenko (1853-1921), convertido ahora en romántico de manual (las atmósferas, el tormento interior, la palidez del personaje principal, la exaltación de la naturaleza, el sentimiento nacional a través de las melodías locales, el gusto por lo popular reflejado en unos jóvenes que examinan a los aldeanos desde un interés antropológico…). Si Korolenko perseguía crear un efecto ceguera en el lector, lo consigue, porque este, no pudiendo penetrar por sí mismo en la personalidad de los intervinientes a través de lo que dicen, no pudiendo sacar sus propias conclusiones, sufre cierta sensación de aislamiento, de molesta dependencia de alguien que cuenta y cuenta; una impotencia parecida a lo que experimenta el músico ciego cuando sueña y no puede recordar (por José Cruz Cabrerizo)
1 - 2 - 3 - 4
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson (por José María Matás)
  • Publicidad

  • Autores

    José Luis Sampedro: premio a las letras y al compromiso social (por Rosa María Artal)