Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Las consecuencias estratégicas del secesionismo catalán (por Manuel López Blanco)
  • Cine

    Joseph McBride: Tras la pista de John Ford .Centauros del Desierto
  • Sugerencias

  • Música

    Lola, película de Brillante Mendoza (por Eva Pereiro López)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Intolerancia (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)
  • Blog

    La Fura dels Baus: aquelarre que te hace otro (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Javier Egea: Poesía completa (Volumen II)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
martes, 11 de enero de 2011
El circo de Buffalo Bill, la reina Victoria de Inglaterra, Zapatero y la historia de los EEUU
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5294] Comentarios[0]
Estados Unidos le debe al circo ecuestre y antropológico del aventurero Buffalo Bill el saludo de la reina Victoria, y con él, su espaldarazo definitivo en el selecto grupo de la diplomacia de altas miras. Al menos esto cuenta la leyenda, y ya se sabe, cuando la leyenda se escribe..., a la historia se le borran unas líneas




Juan Antonio González Fuentes

Corría el año 1887 cuando Buffalo Bill Cody, nacido en la Frontera, en Kansas, jinete y tirador de élite freelance primero para el ejército regular nordista y luego para el ejército federal americano, recaló con su espectáculo El drama de la civilización en el Londres aún victoriano.

El show lo había estrenado William Cody en el Madison Square Garden de Nueva York con notabilísimo éxito al menos un año antes. El espectáculo, con mucho de circense y un algo de museo natural de ciencias etnográficas, duraba cerca de siete horas y movilizaba a centenares de comparsas entre indios y blancos. En el gigantesco escenario se cabalgaban decenas y decenas de caballos, se “disfrutaba” de un auténtico poblado indio en acción, se conmemoraban batallas importantes, se representaban danzas ancestrales, etc, etc...

En la capital todavía en alza de un imperio a la baja como el británico, las representaciones tuvieron lugar en el Earl’s Court. El aplauso y entusiasmo del público inglés logró que el heredero príncipe de Gales se acercara para observar tan insólita “obra teatral”, e incluso recomendó el evento a su señora madre, la reina y emperatriz Victoria. Esta, la reina, no había salido apenas de su reclusión monárquica desde que quedase viuda de su amando príncipe Alberto, pero le hizo caso a su principesco hijo y acudió al espectáculo acompañada del circunspecto primer ministro Gladstone.

William Frederick

William Frederick "Buffalo Bill" Cody (1846–1917) (fuente: wikipedia)

A la reina Victoria, cuya biografía escrita por Lytton Strachey recomiendo aquí vivamente, no le desagradó del todo la puesta en escena con galopes, tiros, polvo, danzas exóticas, gritos y colt 45 humeantes como representación pintoresca y legendaria de lo que era o había sido el far west. Y cuando le preguntaron al respecto se declaró encantada por lo visto. La condescendencia enseguida fue engrandecida por la prensa norteamericana, quien inventó nada más y nada menos que la reina imperial se había levantado respetuosamente cuando la bandera de las barras y estrellas le fue presentada al dar comienzo el show. Ese levantamiento imperial jamás se produjo. José Luis Rodríguez Zapatero emuló con su gesto a la reina Victoria, aunque sin saberlo y seguro que por distintas razones e ideas.

La cuestión es que el supuesto gesto de la reina, fabulado por la prensa amarilla estadounidense del momento, fue vendido, y nunca mejor dicho, en los USA como la prueba definitiva de que el gigantesco y todopoderoso imperio de los primos ingleses había legitimado la entrada de los EEUU en el club de las grandes naciones.

Estados Unidos le debe al circo ecuestre y antropológico del aventurero Buffalo Bill el saludo de la reina Victoria, y con él, su espaldarazo definitivo en el selecto grupo de la diplomacia de altas miras. Al menos esto cuenta la leyenda, y ya se sabe, cuando la leyenda se escribe..., a la historia se le borran unas líneas.  

***

Últimas colaboraciones de Juan Antonio González Fuentes (Enero 2011) en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Nicholson Baker: El antólogo (Duomo Ediciones, 2010)

LIBRO (diciembre 2010): William Kennedy: Roscoe, negocios de amor y guerra (Libros del Asteroide, 2010)

LIBRO (noviembre 2010):
Joyce Carol Oates: Bestias (Papel de Liar, 2010)

LIBRO (octubre 2010): Kazuo Ishiguro: Nocturnos (Anagrama, 2010)

LIBRO (septiembre 2010): Andrés Trapiello: Las armas y la letras. Literatura y guerra civil (1936-1939) (Destino, 2010)

LIBRO (julio 2010):
Oriol Regàs: Los años divinos (Destino, 2010)

LIBRO (junio 2010): Peter Sloterdijk: Ira y tiempo. Ensayo psicopolítico (Siruela, 2010)

LIBRO (mayo 2010):
Irène Némirovsky: El caso Kurílov (Salamandra, 2010)

LIBRO (abril 2010):
Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré (Periférica, 2009)

CINE (abril 2010): Kathryn Bigelow: En tierra hostil (2008) 

LIBRO (marzo 2010): Patrick McGilligan: Biografía de Clint Easwood (Lumen, 2010)

CINE (marzo 2010): Martin Scorsese: Shutter Island (2009)

LIBRO (febrero 2010): Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010):  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)

-Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, creación, historia, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Josu Ternera. Una vida en ETA, de Florencio Domínguez
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a María Ángeles Medina, autora de Por los caminos del verso (por Jesús Martínez)