Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    La historia: caos, orden, proceso y contexto (por Justo Serna)
  • Cine

    Crítica de Elegy, película de Isabel Coixet (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Raising Sand, CD de Robert Plant y Alison Krauss (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Flexibilidad laboral frente a despidos (por Dolores Sanahuja Cambra)
  • Blog

    Breve Historia de la Unión Europea (I) por (Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Prosa poética de Alejandro Krawietz
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
viernes, 2 de julio de 2010
Gerardo Diego y la Vanguardia en el Instituto Cervantes de Bruselas
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5751] Comentarios[0]
El lunes salía en coche de Santander hacia el aeropuerto de Bilbao acompañado del profesor y poeta Alberto Santamaría. Un avión nos depositaba en Bruselas a eso de las cuatro de la tarde y comenzábamos a patear la “capital de Europa”, incluyendo su célebre y espectacular Grand Place. La razón que nos había llevado a Bruselas tenía que ver con la literatura, y más concretamente con Gerardo Diego y las Vanguardias


 

Juan Antonio González Fuentes

Los últimos días del mes de junio les he tenido a ustedes, mis lectores con Ojos de Papel, un tanto abandonados. La razón ha sido simple: no he estado operativo. O dicho de otro modo, he estado fuera de circulación, sin tiempo para poder escribir mi diario compromiso. No. Ninguna enfermedad me ha asediado, simplemente he estado de viaje y preparando el trabajo que tenía que desarrollar durante el viaje.

El lunes salía en coche de Santander hacia el aeropuerto de Bilbao acompañado del profesor y poeta Alberto Santamaría. Un avión nos depositaba en Bruselas a eso de las cuatro de la tarde y comenzábamos a patear la “capital de Europa”, incluyendo su célebre y espectacular Grand Place. La razón que nos había llevado a Bruselas tenía que ver con la literatura, y más concretamente con Gerardo Diego y las Vanguardias.

La Fundación del poeta santanderino, premio Cervantes al mismo tiempo que el bonaerense Jorge Luis Borges, había organizado para la tarde del día 29 el que era probablemente el último acto cultural en Bruselas del semestre español al frente de la Unión Europea. La organizadora de todo fue la poeta Pureza Canelo, directora de la Fundación. El lugar era el Instituto Cervantes, más concretamente el jardín espléndido que se encuentra en la parte posterior de la sede cervantina. Allí, en ese jardín, está plantado un hijo del famoso ciprés de Silos gerardiano, y una placa así lo anuncia y conmemora. La biblioteca del Cervantes de la capital europea lleva el nombre del poeta de Santander.

Sentados a escasos centímetros del ciprés, Alberto Santamaría, el profesor José Luis Bernal y yo teníamos el compromiso de hablar de Gerardo y las Vanguardias, y de su influencia en la poesía española actual. El profesor Bernal estuvo brillante. Él lo sabe todo sobre el tema, entre otras razones porque su tesis doctoral versaba sobre el asunto: Gerardo Diego y las Vanguardias. Alberto Santamaría, un poeta y profesor de altura habló de cómo ha influido el Gerardo de Manual de espumas en su propia poesía. Y yo hablé de cómo creo que influyó determinada poesía gerardiana en los últimos libros de José Hierro (Agenda y Cuaderno de Nueva York) y en algunos míos, poniendo ejemplos de La lengua ciega. La lectura en sí fue pura vanguardia: un perro nos ladraba desde un cercano balcón, los aviones nos sobrevolaban cada treinta segundos y los pájaros nos piaban desde los árboles que nos hacían de escenario.

El acto estuvo presentado por Gonzalo del Puerto, jefe de actividades culturales de la docta sede, y ejerció de espléndido anfitrión el director del Cervantes de Bruselas, Francisco Ferrero Campos, de quien nos enteramos charlando con él en su despacho que está casado nada más y nada menos que con una ex ministra de Asuntos Exteriores de Austria y ex comisaria europea, la señora Benita Ferrero-Waldner.



Yo creo que la cosa quedó entretenida y con algunas cosas aprovechables, pero claro, yo soy parte interesada en el asunto. Cuando acabó el acto nos hicimos algunas fotos junto al ciprés hijo de Silos y de Gerardo. Visitamos la exposición de Beatos de Liébana que puede verse en la primera planta del Cervantes y salimos a la calle a disfrutar del buen tiempo del verano europeo. Nos encaminamos en busca de un taxi que nos dejara en la Grand Place o alrededores. Imposible. Sólo en Madrid y en Nueva York me ha sido fácil coger taxi. Cuando estábamos ya desesperados (España se medía ante Portugal en esos mismos momentos), oímos hablar español a unas mujeres que charlaban junto a un coche. Les preguntamos dónde podía encontrarse un taxi, pero una de ellas, Elisa, de Madrid, pero treinta años de pateando Bruselas, nos dijo que ella nos dejaba con su coche. Pues no faltaba más!!!

Elisa tiene una agencia de transportes en Bruselas. Sus vehículos llevan cosas a París, Berlín, Lisboa, Madrid..., y a pesar de llevar tres décadas en Bélgica es más española que una tortilla de patatas. Pero lo más sorprendente es que su hija, nacida ya en Bruselas, se desplaza kilómetros si es preciso con tal de comprar ropa solo española. Sorprendente.

Ya en la cercanía de la estatua de Carlos V junto a la Grand Place, Bernal, Santamaría, César Torrellas (concejal de cultura del ayuntamiento de Santander) y el que esto escribe nos sentamos a cenar en un restaurante con televisión encendida y la selección española manejando el esférico. Nervios, cervezas, patatas, tortillas, más nervios, ensaladas, más nervios..., y por fin Villa, maravilla!!!!, le mete un gol a los lusos. Pita el árbitro el final del partido y Cristiano Ronaldo, cabizbajo, se abraza a algunos compañeros del Real Madrid. Qué felicidad!!!

Nos levantamos de la mesa y nos encaminados a la Grand Place. Se festeja allí con parafernalia a lo grande algo relacionado con el antiguo rey de España, el emperador Carlos V (y I de Alemania). Las masas abarrotan la hermosísima plaza. En una terraza cercana nos sentamos y todo el mundo pide cerveza menos servidor, a quien la intolerancia al alcohol le conduce directamente a la tristeza de one coke!!!

Y de repente la explosión. Centenares de jóvenes y jóvenas (va por usted doña Bibiana –chiste solo entendible por españoles-), envueltos en la bandera de España, comienzan a desfilar ante nuestros ojos sorprendidos. No tienen más de 20 años, y su aspecto no es el de ser naturales de Parla. Son altos y rubios, bueno, y también bajos y morenos, y pelirrojos, y gruesos y esbeltos. Insisto, son centenares que van reuniéndose en las escaleras de la Bolsa bruselina. Y a la vez, como relámpagos y centellas, decenas de coches, a toda velocidad, recorren los alrededores haciendo sonar sus bocinas y con jóvenes con medio cuerpo asomando por la ventanilla mostrando al viento la bandera de España. Y la verbena se desata. Los cientos de jóvenes comienzan a entonar el socorrido ¡Qué viva España!, pero lo hacen con un acento entre torpe y franchute, que viene a ser lo mismo. Y circulan más jóvenes vistiendo camisetas de España con el nombre atrás de Villa, Xavi, Iniesta, Pujol, Ramos... Todo estalla en gritos, bocinazos... Es la una y media de la mañana y el jolgorio es sencillamente impresionante, un delirio descontrolado de España fuera de España. Y decenas de balconadas bruselinas exhiben la bandera de España al viento de la victoria. Pienso en Laporta, no sé por qué, y un calor inexplicable de euforia me recorre de arriba abajo. Gracias a Gerardo y la Vanguardia he descubierto a España en Bruselas!!! Y gol de Villa, de España. 

***

Últimas colaboraciones de Juan Antonio González Fuentes (Julio 2010) en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Oriol Regàs: Los años divinos (Destino, 2010)

LIBRO (junio 2010): Peter Sloterdijk: Ira y tiempo. Ensayo psicopolítico (Siruela, 2010)

LIBRO (mayo 2010):
Irène Némirovsky: El caso Kurílov (Salamandra, 2010)

LIBRO (abril 2010):
Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré (Periférica, 2009)

CINE (abril 2010): Kathryn Bigelow: En tierra hostil (2008) 

LIBRO (marzo 2010): Patrick McGilligan: Biografía de Clint Easwood (Lumen, 2010)

CINE (marzo 2010): Martin Scorsese: Shutter Island (2009)

LIBRO (febrero 2010): Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010):  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, creación, historia, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Elisabeth Bowen: La muerte del corazón (por José Cruz Cabrerizo)
  • Publicidad

  • Autores

    Joseph McBride: Tras la pista de John Ford. Centauros del Desierto