Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Wise Up Ghost, CD de Elvis Costello and The Roots (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    Crítica de Gomorra, película dirigida por Matteo Garrone (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Dig Lazarus dig!!!, CD de Nick Cave (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    La Guerra Civil española
  • Blog

    Henning Mankell en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Javier Egea: Poesía completa (Volumen II)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
jueves, 3 de marzo de 2011
El caso John Galliano: Hitler, Dior y el antisemitismo de hoy
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5908] Comentarios[5]
Al parecer John Galliano (1960) es uno de los escasos modistos verdaderamente geniales de las últimas décadas. El gibraltareño así lo ha demostrado durante años, especialmente trabajando para dos de las firmas míticas de la moda parisina, Givenchy y Dior. Aseguran los más enterados que desde que perdió a su pareja, hará ahora unos dos años, la vida de Galliano ha sido una veloz carrera cuesta abajo. Alcohol, desequilibrio, inestabilidad, colecciones más bien flojas… Los hay que dicen que los responsables de la empresa Dior estaban un poco hartos de este declive personal, y que no pensaban renovar el contrato del modisto que expiraba a finales de este mismo año




Juan Antonio González Fuentes


Al parecer John Galliano (1960) es uno de los escasos modistos verdaderamente geniales de las últimas décadas. El gibraltareño así lo ha demostrado durante años, especialmente trabajando para dos de las firmas míticas de la moda parisina, Givenchy y Dior. Aseguran los más enterados que desde que perdió a su pareja, hará ahora unos dos años, la vida de Galliano ha sido una veloz carrera cuesta abajo. Alcohol, desequilibrio, inestabilidad, colecciones más bien flojas… Los hay que dicen que los responsables de la empresa Dior estaban un poco hartos de este declive personal, y que no pensaban renovar el contrato del modisto que expiraba a finales de este mismo año.

El resto, a estas alturas, es conocido por casi todo el mundo informado. En París, en un café y pasado de alcohol, John Galliano lanza presuntos cometarios xenófobos y antisemitas dirigidos a una pareja, y en un momento dado de la conversación subida de tono llega a declarar: I love Hitler. La empresa multinacional francesa LVMH, propietaria de varias marcas de lujo, entre ellas Dior, decide rescindir el contrato con Galliano al comprobar que las acusaciones contra él realizadas son verdad. Galliano, a las pocas horas del suceso, deja de trabajar para la firma francesa.

El suceso me ha dejado varias preguntas en el aire. ¿Qué hace un hombre adinerado, famoso, prestigioso…, emborrachándose en soledad en un café parisino con ciertas ganas de bronca y polémica? ¿Qué lleva a un británico gibraltareño nacido en 1960, de madre española, a insultar y menospreciar a una pareja por medio de comentarios antisemitas y xenófobos? ¿Qué lleva a este mismo hombre a decir que ama a Hitler, uno de los mayores genocidas de la historia de la humanidad? ¿Sabe John Galliano que precisamente un tipo como él no hubiera recibido un trato delicado y comentarios inteligentes de tipos como Hitler y sus secuaces? ¿Por qué un tipo aparentemente sensible, inteligente, informado, sofisticado, cosmopolita…, como Galliano, ha actuado así? ¿de qué son síntoma este comportamiento y estas opiniones?



Galliano ama a Hitler (vídeo colgado en YouTube por News Tsar)

Lo decía recientemente en un post anterior a éste. Lo siento, pero hay temas, asuntos, cuya utilización o mención banal no debe tolerarse. Uno de ellos, uno los pocos asuntos que a mi juicio no admiten frivolidad ni banalización alguna es el Holocausto. No hay vuelta de hoja al respecto, no hay peros que valgan, no existe ninguna faceta en el asunto que permita su utilización sin mesura y respeto extremo. Hace apenas 60 años, el gobierno de uno de los Estados en principio más civilizados y ricos de la tierra decidió industrializar la práctica sin piedad del exterminio de una raza determinada, la semítica. El gobierno alemán secuestro, robo, torturó y asesinó a millones de judíos en toda Europea por el simple hecho de serlo. El jefe de ese gobierno tenía un nombre, Adolf Hitler. Él fue el principal ideólogo e impulsor de un genocidio que llevó al Tercer Reich a acabar con la vida de más de seis millones de judíos, de seres humanos, y hacerlo empleando métodos industriales aplicados racionalmente en campos de exterminio perfectamente organizados. Qué arista jocosa puede vérsele a este asunto, qué faceta o rasgo puede llevarnos a frivolizarlo…, cómo puede alguien insultar a nadie calificándolo de judío o semita y proclamando su amor por uno de los mayores asesinos que ha conocido la historia. No, el caso no admite bromas, ni alcohol, ni muchas matizaciones. John Galliano ha caído con todo el equipo por su comportamiento incalificable, impropio de un ser civilizado, culto, sensible…, impropio de quien está en el frente creativo de una casa de modas referente mundial de sofisticación, civilización y buen gusto. Dior (por cierto, uno de los emblemas de la marca Francia) no lo podía permitir, no lo podía tolerar.

Además, ¡qué casualidad! (¿casualidad?), Bernard Arnault (1949), el empresario francés (el séptimo hombre más rico del mundo) creador y dueño del imperio LVMH, el g[]igantesco grupo empresarial que aglutina las firmas más lujosas y famosas del mundo (Christian Dior, Louis Vuitton, Loewe, Givenchy, Möet & Chandon…), puso al frente de Dior a Sidney Toledano, un empresario de origen judío sefardí. No, mister Galliano no ha demostrado ser un tipo muy espabilado.  
   

***


Últimas colaboraciones de Juan Antonio González Fuentes (Marzo 2011) en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Charles Portis: Valor de ley (DeBolsillo, 2011)

LIBRO (febrero 2011)
: Luis García Jambrina: El manuscrito de nieve (Alfagurara, 2010)

LIBRO (enero 2011): Nicholson Baker: El antólogo (Duomo Ediciones, 2010)

LIBRO (diciembre 2010): William Kennedy: Roscoe, negocios de amor y guerra (Libros del Asteroide, 2010)

LIBRO (noviembre 2010): Joyce Carol Oates: Bestias (Papel de Liar, 2010)

LIBRO (octubre 2010): Kazuo Ishiguro: Nocturnos (Anagrama, 2010)

LIBRO (septiembre 2010): Andrés Trapiello: Las armas y la letras. Literatura y guerra civil (1936-1939) (Destino, 2010)

LIBRO (julio 2010): Oriol Regàs: Los años divinos (Destino, 2010)

LIBRO (junio 2010): Peter Sloterdijk: Ira y tiempo. Ensayo psicopolítico (Siruela, 2010)

LIBRO (mayo 2010): Irène Némirovsky: El caso Kurílov (Salamandra, 2010)

LIBRO (abril 2010): Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré (Periférica, 2009)

CINE (abril 2010): Kathryn Bigelow: En tierra hostil (2008)

LIBRO (marzo 2010): Patrick McGilligan: Biografía de Clint Easwood (Lumen, 2010)

CINE (marzo 2010): Martin Scorsese: Shutter Island (2009)

LIBRO (febrero 2010): Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010): James Cameron: Avatar (2009)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, creación, historia, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios
03.03.2011 20:00:25 - Harry



Por un lado, estaba borracho, y, por otro, era una conversación privada. No son hechos, son palabras dichas en un contexto especial, no hay tribuna, como la de Vigalando.

No obstante, Galliano es un lerdo, un lerdo artístico, claro: es homsexual, practica un arte "decadente", no tiene precisamente hechuras de ario ¿y se encomienda a Hitler?

Provocación, dicen algunos, o ignorancia o estupidez. Da igual, lo capital es saber qué estaba bebiendo.


05.03.2011 5:34:25 - helena



Sencillamente un borracho que dijo lo primero que se le paso por la mente, si hubiera dicho: ojala que Stalin hubiera liquidado a todos tus antepasados, no pasaria nada, o, Pol Pot deberia haber dejado Camboya libre de feos como tu, tampoco pasaria nada. Pero se le ocurrio con lo mas facil, Hitler y los judios..... tambien los que lo grabaron en vez de decirle borracho ridiculo, van, lo graban y lo publican, ahora tendran sus 15 minutos de gloria y ya. Todo es tan absurdo..... menos mal que aun nos queda pensar lo que nos de la gana ya que no puedes decir lo que no es politicamente correcto.


07.03.2011 9:15:38 - Nacho



Aquí los que no están "espabilados" son toda la chusma de la prensa que tratan los asuntos, precisamente de forma banal. El problema es que el nombre de Hitler genere, aún hoy, tanta polémica innecesaria. Uno puede decir con toda tranquilidad "Amo a Napoleón", "Amo a Lenin" o "Amo a Che" que no le ocurre nada. Pero si mencionas a Hitler desapareces del mapa. Es indignante.


08.03.2011 13:49:40 - editho



los diseñadores no somos mercancía, personas creativas que crean para mejorar las cosas, el Sr Aranult solo ve dinero y si no das dinero, te echan de la peor froma Los diseñadores somos personas!


10.03.2011 13:11:26 - Rogelio López Blanco



La dirección de DIOR (más concretamente la del emporio donde está integrada la marca) ha alcanzado el culmen del cinismo. Aprovechando la marejada en la opinión pública, ha liquidado el contrato de Galliano sin indemnización debido a que éste, en estado de ebriedad estúpida (perdón por la redundancia), cometió una transgresión no aceptable en un contexto privado. Por el contrario, otra actitud supuestamente reprobable y en el mismo tipo de contexto, el consumo de cocaína por Kate Moss, ha sido retribuido por Dior con más presencia mediática y el consiguiente aumento del caché, fama y proyección de la modelo. He aquí un caso de transgresión no sólo asimilable por el sistema sino de mucha mayor trascedencia: multiplicadora de ventas, de dividendos y de imagen, que es producto de una rebeldía puramente estética. Domesticable, domesticada, rentable.

Recomiendo la reseña del libro de Salmon sobre Kate Moss elaborada por el profesor Bernabé Sarabia para Ojosdepapel.

Saludos










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Federico de Onís: Antología de la poesía española e hispanoamericana (1882-1932)
  • Publicidad

  • Autores

    James Joyce, profeta de la nueva moral (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)