Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    José Fernando Siale DJangany: En el lapso de una ternura (reseña de José Cruz)
  • Cine

    Buried (Enterrado), película de Rodrigo Cortés (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Crítica de Hey Eugene, CD de Pink Martini (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Conflictos étnicos y gobernabilidad en Guinea (por Muakuku Rondo Igambo)
  • Blog

    El corazón de las tinieblas en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Inma Chacón: Arcanos
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
martes, 9 de febrero de 2010
El Erik Satie de las hermanas Labèque (KLM, Gaudisc)
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5724] Comentarios[0]
Este nuevo Satie de las hermanas Labêque (KLM, Gaudisc) sí merece una audición, pues revela a un Satie más trascendente y menos virtuoso de la frivolidad simpática, sencilla y fascinante que siempre se nos ha vendido


 

Juan Antonio González Fuentes

¿Otro disco dedicado a las celebérrimas obras para uno y dos pianos escritas por el francés Erik Satie (1866-1925)? ¿Otro disco que sumar a la ya amplísima discografía? Pues sí, otro disco satiniano que esta vez le debemos a las famosas hermanas Labèque, quienes juntas y por separado se enfrentan a estas partituras digamos que “manoseadas” (las Gymnopèdie, por ejemplo) hasta casi la demencia.

Sí, este es uno de los problemas quizá insalvables del futuro de la discografía, de la música grabada en el terreno de la llamada música culta. Qué empresa va a encerrar, por ejemplo, al recién llegado y genial director venezolano Gustavo Dudamel con su nueva orquesta, la Filarmónica de Los Ángeles, para grabar completo un ciclo Beethoven, es decir, para grabar de nuevo las nueves sinfonías del músico de Bonn. ¿Cuánto puede costar en términos económicos el esfuerzo? Hay que encontrar un local con las condiciones acústicas adecuadas, trasladar allí todos los avances tecnológicos para realizar la grabación, llevar ingenieros de sonido, mezcladores…, y mantener a toda una orquesta de primer nivel y al director estrella varios días grabando. A esto habría que sumarle la producción de los discos, la campaña de publicidad, el marketing, la distribución, etc… Y todo para qué, para vender cuántos discos en el mundo, en un mercado en el que los aficionados ya disponen en su discoteca seguramente de varios ciclos grabados por directores y orquestas legendarias; en un mercado en el que los nuevos aficionados pueden encontrar muy baratos ciclos completos grabados por mitos como Karajan, Solti, Giulini, Klemperer, etc, etc… En este sentido es más que probable que el mundo de las grabaciones de música clásica al uso haya pasado ya desde años a mejor vida. Duró lo que duró, en buenas condiciones técnicas y sonoras apenas treinta o cuarenta años, desde los años cincuenta del pasado siglo hasta la década de los noventa, más o menos.



Katia y Marielle Labèque: Satie CD (vídeo colgado en YouTube por SelectAudio)

Por eso las nuevas grabaciones dentro de la música clásica deben ofrecer algo especial para no ser redundantes, para no quedarse en la anécdota, para no ocupar los anaqueles de los grandes almacenes unos cuantos días y luego desparecer de las mismas, y sobre todo de los anaqueles de la memoria de lo aficionados.

En el caso que aquí nos ocupa, las hermanas Labèque, quienes después de demostrar que detrás de la campaña publicitaria que les aupó hace años al efímero estrellato mediático (unas hermanas guapas tocando a cuatro manos música de Mozart, qué bien, yuju!!!), sí aportan algo a tan archigrabado y tocado repertorio, suman algo novedoso a estas partituras que generalmente se han mostrado en las salas de concierto como elementales “gracietas” minimalistas propias de una vanguardia histórica poco exigente con la escritura para piano. Suman ni más ni menos que dramatismo, aspereza y un sentido de la exploración musical absolutamente consciente de sí misma y que antecede ideas y conceptos de Stravinsky o de Bartok, (palabras mayores de la gran música seria del siglo XX), por no hablar del que quizá haya sido el pianista más trascendental del jazz moderno, Thelonius Monk.

Por tanto, este nuevo Satie de las Labêque (KLM, Gaudisc) sí merece una audición, pues revela a un Satie más trascendente y menos virtuoso de la frivolidad simpática, sencilla y fascinante que siempre se nos ha vendido.

***

Últimas colaboraciones (FEBRERO 2010) de Juan Antonio González Fuentes en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010):  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    La cuestión religiosa en la Segunda República
  • Publicidad

  • Autores

    Studio 60 de Aaron Sorkin. Sobre televisión (por Carlos Abascal Peiró)