Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    La gracia irremediable. Álvaro Pombo: poéticas de un estilo
  • Cine

    Stuart Galbraith: Akira Kurosawa. El emperador y el lobo (T&B Editores, 2010)
  • Sugerencias

  • Música

    Diagnostic, CD de Ibrahim Maalouf (reseña de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Velo y discriminación social en Francia
  • Blog

    Haikus sin estación (blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Entonces llegamos al fina, por Joshua Ferris
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
martes, 3 de febrero de 2009
Gran Wyoming versus becaria, la otra cara de un progresista de toda la vida
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[3783] Comentarios[4]
Se hace una evidencia que para que el Wyoming de turno gane su super sueldo, y el marxista Roures lo pague, debe existir una becaria que por 300 euros pueda ser vejada e insultada. ¡Vaya con los marxistas!, ¡vaya con los Internacionalistas!, ¡vaya con la progresía de la era zapateril!


Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

Un malicioso lector de estas páginas, de cuyo nombre ahora mismo no puedo acordarme, me hace llegar por correo electrónico una dirección de la que, me comenta, quizá pueda extraer algún jugo para dejarlo aquí plasmado.

Cuando las obligaciones me dejan un momento entro en la dirección, y me topo con un video de mala calidad, en el que se ve a uno de los sempiternos protagonistas de nuestra televisión, el Gran Wyoming, echándole una soberana bronca a una colaboradora, al parecer, una becaria.

Visiono las imágenes varias veces, y busco algún indicio propicio para pensar que es un montaje, una falsa noticia de esas que a veces los protagonistas se encargan de realizar para confundir al personal, etc, etc... Pero no, parece que la grabación plasma un momento real, y que la soberana bronca ocurrió en la realidad.

De ser cierta esa realidad grabada, me asaltan a bote pronto dos reflexiones. La primera alude al desamparo al que se expone tanta gente en la vida laboral del día a día: superiores despóticos que realmente pueden hacerle la vida a uno imposible, llegando desde la prepotencia, el abuso de poder y la falta de educación, incluso a la humillación, el insulto directo y personal, los comentarios completamente fuera de lugar, la vejación.



El Gran Wyoming se luce gritando a la becaria (vídeo colgado en YouTube por Welling2)

La segunda reflexión no se le escapará a nadie. Si impresentable, cobarde y denunciable es el comportamiento chulesco y arrogante de cualquiera que abusa de su poder, la cosa empeora aún más, si cabe, cuando el chulo prepotente es alguien que lleva años presumiendo de progresista (adornándose con todos los adjetivos positivos que ello implica), y haciendo mofa pública, burla burlesca de los sectores más conservadores de la sociedad española, supuestos agentes practicantes inveterados de todo lo que, según se muestra, él mismo practica con soltura y afición: machismo, grosería, petulancia, abuso de poder...

El personaje es el Gran Wyoming, azote de la derechona hispana desde tiempo casi inmemorial. Sí, el Gran Wyoming, el progresista de libro, gracietas y chascarrillos, personaje que ahora comprobamos (según parece) cómo se las gasta con los más humildes en cuanto no hay nada que poner el rostro dicharachero e irónico de comediante televisivo. Es más, por lo que se ve y escucha en el video el Gran Wyoming no es desde luego un simpático filántropo, se muestra en las imágenes bastante preocupado por la “pasta” que gana. Claro que parece haberse puesto de moda el que los marxistas de toda la vida se hayan convertido en multimillonarios (caso del jefe supremo del Wyoming, el famoso Jaume Roures) o en asalariados de lujo, como es el caso que nos ocupa.

Se hace una evidencia que para que el Wyoming de turno gane su super sueldo, y el marxista Roures lo pueda pagar, debe existir una becaria que por 300 euros pueda ser vejada e insultada sin miramientos. ¡Vaya con los marxistas!, ¡vaya con los Internacionalistas!, ¡vaya con la progresía de la era zapateril! Es como para meterse bajo la cama y no salir en décadas.

***

 RECTIFICACIÓN: Juego limpio, el vídeo resultó ser un montaje. Aquí va completo:



La verdad del video del Gran Wyoming (colgado en YouTube por perebovi)

***


Última reseña de Juan Antonio González Fuentes en Ojos de Papel:

-Stieg Larsson: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008), segunda parte de la trilogía Millennium, que se inició con el título, Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)



NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios
03.02.2009 17:41:31 - Rogelio López Blanco



Estoy obligado a reconocer mi responsabilidad en este error de apreciación sobre el vídeo, ya que fui yo quien insistió a Juan Antonio González Fuentes, pese a sus reticencias sobre la autenticidad del mismo, para que lo abordara en su Blog.

Considero que la única verdad de toda esta historia, una manipulación magistral, reside en el cartel que sostiene entre sus manos GW, aunque puede que también me equivoque (en cantidad y calidad).

Me voy a masticar ajos.

Rogelio López Blanco
Director de www.ojosdepapel.com


03.02.2009 18:48:08 - el autor



El mensaje no cumple con las normas de públicación de mensajes de ojosdepapel.com


03.02.2009 19:00:08 - Autor



Lo cierto es que me olí el cuerno quemado; pero no me las voy a dar ahora de avispado. Lo cierto es que la actuación de Wyoming es de Goya y de Oscar, si es que realmente fue una actuación, pues el problema que subraya esta anécdota wyominesca, es que ya no sabemos qué es real, qué es verídico, qué es un montaje, qué es un abuso de todo lo que circula por internet. En la clase que doy de documentación, a tal cuestión y a sus circunstancias las llamamos "ruido". Y sí, hay mucho ruido por internet, y también muchas nueces.
Pero lo más peligroso, elocuente y aleccionador del caso, es que en esta ocasión el "ruido" tergiversador lo produce muy conscientemente un programa concreto de una cadena de televisión concreta. Wyoming y sus colaboradores no jan dejado de manipular a los oyentes, lectores y espectadores, buscando un efecto concreto en una lucha abierta que mantienen con un medio de comunicación de la competencia. Y la manipulación, sea como sea, no es desde luego un referente ético, y menos cuando se utiliza a los manipulados como arma arrojadiza. La credibilidad de Wyoming, de su programa y de su cadena, está tocada ya por mucho tiempo.
Por eso quiero agradecer la valentía de Rogelio López Blanco en su comentario, pues sé que a él sólo le preocupa la credibilidad y buen nombre del medio del que es responsable: ojosdepapel. Credibilidad que hay que sostener enmendando cuando hay que enmendar, aunque suponga que esta noche cenemos ajos crudos por todo plato, ajos que esperemos mantengan alejados por un tiempo a los vampiros que recorren de un lado a otro los confines de la red de redes.
Espero que no repita en exceso (el ajo).


21.02.2009 13:16:57 - Anónimo



Coincido en la total manipulación de los medios por personajes como Wyoming, que ha utilizado a los españoles en su propia "vendetta" personal a Intereconomía. A pesar de la emisión posterior del vídeo completo en el que se demostraba que todo era una broma, yo seguía dudando si no se trataba de una manipulación para ocultar la verdad primigenia. En definitiva, señores, que ya no sabemos distinguir la verdad de la mentira gracias a este tipo de conductas. Esto hace que finalmente nos convirtamos en unos descreídos y unos escépticos. Nada positivo si queremos implicarnos en la realidad social.










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Historia virtual de España, de Nigel Townson (reseña de Inés Astray Suárez)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista con Lorenzo de’ Medici, autor de El amante español (Ediciones B)