Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Gloria, película de Sebastián Lelio (por Eva Pereiro López)
  • Cine

    Crítica de Elegy, película de Isabel Coixet (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Bang Goes to Knighthood, CD de The Divine Comedy (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Cuba: antes y después de la crisis de castro (por Joaquín Roy)
  • Blog

    Allianz, el lobby judío de Nueva York y el fútbol americano (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Quietud en el aire, por Alejandro Krawietz
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
jueves, 2 de julio de 2009
La historia de los EEUU en el XIX según Henry Adams
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5243] Comentarios[0]
Estos días estoy con Henry Adams. Quiero decir que estoy leyendo a Henry Adams, y más concretamente el libro que no hace mucho fue elegido por la crítica estadounidense como la mejor obra de la literatura norteamericana, La educación de Henry Adams (Alba Editorial), la personalísima autobiografía del autor


Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

Estos días estoy con Henry Adams. Quiero decir que estoy leyendo a Henry Adams, y más concretamente el libro que no hace mucho fue elegido por la crítica estadounidense como la mejor obra de la literatura norteamericana, La educación de Henry Adams (Alba Editorial), la personalísima autobiografía del autor.

Adams nació en Boston en 1838, biznieto del que fue segundo presidente de la Unión, nieto del sexto, e hijo de congresista y diplomático, es decir, un representante puro de la más alta élite de la clase wasp (white, anglo-saxon and protestant –blanco, anglosajón y protestante-) norteamericana.

Henry Adams: La educación de Henry Admas (Alba Editorial, 2009)

Henry Adams: La educación de Henry Admas (Alba Editorial, 2009)

Nuestro autor estudió en la prestigiosa Universidad de Harvard, y luego amplió sus estudios de leyes en Berlín. Trabajó como diplomático en Londres, donde intimó con bastantes de las más relevantes personalidades de la vida social y cultural de la capital británica, Dickens o Lyell incluidos. Regresó a los EEUU, y más concretamente a la ciudad de Washington, donde se dedicó a enseñar historia y a publicar algunos libros literarios y sobre la historia norteamericana que le valieron la celebridad y la estima intelectual de sus conciudadanos. Trabajos como Democracy (1880), Esther (1884) y Letter to American Teachers of History (1910) avalan la labor de Henry Adams como uno de los grandes literatos estadounidenses de su tiempo.

Sin embargo el libro por el que Henry Adams es recordado es la ya mencionada autobiografía, La educación de Henry Adams, por la que el autor recibió en 1918, a título póstumo, el premio Pulitzer, justo seis meses después de su muerte. A lo largo de las más de 500 páginas de la edición española editada con cuidado por la barcelonesa Alba, Henry Adams aporta un testimonio directo, y sobre todo privilegiado, de cómo fue, cómo se hizo la historia de los EEUU a lo largo y ancho de todo el siglo XIX. Esta autobiografía no sé si será la mejor obra de la literatura norteamericana (mucho decir me parece), pero desde luego es un documento absolutamente imprescindible para adentrarse en el primer siglo de vida norteamericana, para empezar a saber algo de la historia del imperio ejerciente en la actualidad como tal.


***

Últimas colaboraciones de Juan Antonio González Fuentes en Ojos de Papel:

-LIBRO: Jesús Pardo, Borrón y cuenta vieja (RBA Libros, 2009)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Manuel Rico retiene con fuerza la memoria en su Fugitiva ciudad (por Miguel Veyrat)
  • Publicidad

  • Autores

    Pureza Canelo culmina con A todo lo no amado la desnudez de su poesía (por Miguel Veyrat)