Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Thoreau, Ortiz, De Negri, Ellsberg, Sulzberger, Bradlee, Manning, Snowden, et al
  • Cine

    Mapa de los sonidos de Tokio película de Isabel Coixet (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    Living Proof, CD de Buddy Guy (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    El Homo Trascedente (por José Membrive)
  • Blog

    Hotel Ostel, ¡Vacaciones en Berlín! en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    La huida de mamá Uro, por JMDavies
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Carmen Borja: <i>Mañana</i> (Icaria, 2011)

Carmen Borja: Mañana (Icaria, 2011)

    AUTORA
Carmen Borja

    LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO
Gijón (España), 1957

    BREVE CURRICULUM
Doctora en Literatura Española, es miembro de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Cataluña), de la AEA (Asociación de Escritores de Asturias) y del Pen Català, donde forma parte del Comitè d’Escriptors Empresonats. Es autora asimismo de alguna traducción, de ensayos críticos sobre la obra de Campoamor y de José López Pinillos, y de artículos sobre la poesía de Ángel Crespo, Ángel González y José Ángel Valente. En 2006 codirigió, junto a Carles Molins, Puzle

    OBRA PUBLICADA
Ha publicado los poemarios Con la boca abierta (Delphos, Barcelona, 1978), Buscando el aroma (Ámbito Literario, Barcelona,1980), la trilogía Libro de Ainakls (Diputación de Cádiz, Jerez, 1988), Libro de la Torre (El Bardo, Barcelona, 2000) y Libro del retorno (Lumen, 2007), y la plaquette La balada de Branko Petrovski y otros poemas (Insòlit, Barcelona, 2007). Su obra ha aparecido en diversas revistas y antologías. Ha sido traducida al alemán y al inglés

    FICHA DEL LIBRO
Carmen Borja: Mañana. Editorial Icaria. ISBN: 978-84-9888-359-6. Barcelona, 2011. 72 páginas. 14 €




Creación/Creación
Carmen Borja: Mañana
Por Carmen Borja, miércoles, 18 de abril de 2012
Carmen Borja dice que hay en su obra «una búsqueda de sentido, de crear un tiempo propio, de que la poesía pueda funcionar como sortilegio, de integrar lo visionario, lo onírico, lo enigmático, de decir la belleza y cristalizar el misterio». Nada menos. Pero no se equivoca, y una muestra de ello, entre otras, es la estilización de su poesía. Mañana es un libro de pocas palabras, muchas menos de las necesarias para explicar lo que hace. Justamente las suficientes para despojarnos de certezas, y algunas más para reflexionar sobre un oficio, el suyo, el de poeta, que lleva tiempo ejerciendo y que la sigue maravillando. ¿Podría ser de otra manera?

SELECCIÓN DE POEMAS (obra de Jesús Ortiz Pérez de Molino)


Primero

Como quien huye.
Entro en Mañana de Pascua, la luna en lo alto.
Voy con esas figuras, mujeres que caminan.
Un poeta es eso y lo sabe.
La obra va escribiéndose a sí misma.
Respira, latente.
Los sin voz recogen las migajas en su huida.
La fuente secreta es tristeza. Pero después llega el canto:
plegaria, consuelo, celebración.
Y la alegría que inventa.
Algunos eligen el camino difícil,
donde está la gran intuición, la semilla.
El amor es sin muerte.

Mañana de Pascua, es un óleo sobre lienzo realizado en 1833 por el pintor Caspar David Friedrich. Puede verse en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.


Sólo hay epifanías en la escucha
y en la aceptación desolada del destino.
El peligro nos convierte en implorantes
y los sabios lo recuerdan en días de fiesta.
Más allá de ejercicios filosóficos,
del frío, el hielo y la muerte,
bulle la vida.
Nuestra especie ha de elegir de nuevo.


Atravesándose.
La herida, el mar, la armonía,
ese no saber que sabe,
ese abrazarse a la vida, sin traición.
¿Cómo afrontar el futuro?
Cada época, siempre al borde del advenimiento.
Y tu corazón en dos mundos.
Elegir lo recordado
como se eligen las cerezas.
Luego, de sequedad y pasión surge el estallido.
El color de lo invisible
se remonta a las fuentes y al arrullo.
Donde arde la llama que te quema.


Dicen que la musa es exigente.
Aun feliz, ten a punto la maleta:
quizá la historia se repita
y de nuevo preparen alambradas.
Volverás a perder tu hogar,
cada vez más lejos de cualquier refugio:
a solas con tu dignidad
en el centro de la noche.
Sabes que el enigma existe
y no es cosa de libros.
El poema es tu viaje,
tu vivir lo vivido,
el otro nivel.


El talento brota en muchas tierras
y sigue múltiples caminos.
Es nuestra aportación al viaje y lo profundo,
al deseo que madura:
cantos rodantes con el corazón por raíz.
Y en el origen, y tras la última línea,
la belleza.


Sin transformarnos
todo se repite,
la misma negrura sin pájaros.
Sin centro, el abismo estalla.
Entonces, ni siquiera la confesión es posible.
Sólo la indiferencia contagiosa,
el silabeo vacío,
la indecibilidad.
Una esperanza sin adornos se pregunta
si merecemos ser salvados.


Saber elegir lo que te elige,
construir una vida con pocos deseos,
reconocerte.
La obsesión del inventario y la amnesia
son modos diferentes de enturbiar,
perder la vía del medio,
la transparencia.
Creación y acción dicen lo ausente,
abrazos entre amantes,
múltiples verdades a la vez.


Llevas contigo millones de solsticios
y la conciencia de exilio que te ha hecho poeta.
Todo es misterioso.
Pero a donde vas, no necesitas palabras.
Arquetipo. Evolución. Fotosíntesis.
La misma milagrosa incandescencia
que transmuta los metales
y humaniza la pasión.


Ser quien se es y encajar en la historia.
O perderse en la raíz
con pasión de creyente y de extranjero,
alma que retorna al mundo.
Aceptar el destino
y el tiempo que habría sido tuyo:
oleaje de alfabetos, espíritu de lluvia.



Nota de la Redacción: agradecemos a la editorial Icaria, en la persona del director de su colección de poesía, Jesús Ortiz, la amabilidad por permitir la publicación de esta selección poemas del libro de Carmen Borja, Mañana, en Ojos de Papel.
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    La cabeza en llamas, de Luis Mateo Díez (por Ana Matellanes García)
  • Publicidad

  • Autores

    La crítica teatral completa de Mariano José de Larra (Rafael Fuentes Mollá)