Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Entrevista a Francisco Catena, autor de Por el Cielo, Norma Jeane (por Jesús Martínez)
  • Cine

    Si la cosa funciona, película de Woody Allen (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Música

    Dust Lane, CD de Yann Tiersen (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

    Guía de Istria (Croacia) (por Elena del Amo)
  • Reseñas

    Josu Ternera. Una vida en ETA, de Florencio Domínguez
  • Autores

    Entrevista a Pepa Cantarero, autora de Te compraré unas babuchas morunas (por Jesús Martínez)
  • Temas

    La caída del Muro de Berlín (por Mikel Buesa)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Ilse Aichinger: <i>Consejo gratuito</i> (Linteo, 2011)

Ilse Aichinger: Consejo gratuito (Linteo, 2011)

    TÍTULO
Consejo gratuito

    AUTORA
Ilse Aichinger

    EDITORIAL
Linteo

    TRADUCCCION
Rosa Marta Gómez Pato

    FICHA TÉCNICA
Colección Linteo Poesía nº 28. ISBN: 978-84-96067-61-5. 1ª ed. 28 páginas. 14 x 22. cm. PVP: 16 €



Ilse Aichinger (Viena, 1921)

Ilse Aichinger (Viena, 1921)


Creación/Creación
Ilse Aichinger: Consejo gratuito
Por Ilse Aichinger, viernes, 01 de julio de 2011
Ilse Aichinger (Viena, 1921), autora de Consejo gratuito (Linteo, 2011) está considerada una de las grandes autoras de la literatura austriaca. Es la escritora de la subversión tranquila y fue una de las primeras en abordar literariamente, con un lenguaje muy novedoso, la devastación provocada por el régimen nacionalsocialista. Reconoce que vivir es una "exigencia excesiva", "que tal vez hubiera preferido no nacer ni llegar a tan vieja". Sin embargo, ni el pesimismo ni la desesperanza asoman en su rostro. Esta mujer, de voz tenue y tranquila, mira siempre sonriendo, directa a los ojos, como en sus poemas. Poesía desnuda, hermosa, fresca, rebelde. Poesía de placer y poesía atrevida que confirma que es posible leer el mundo de otra manera.
Ilse Aichinger (Viena, 1921), con la entrada de las tropas hitlerianas en Austria, en 1938, fue despojada de su casa y sufrió la persecución, el horror y el miedo implantado por el régimen nazi y sus cómplices, pero sobre todo la pérdida de sus seres queridos. Tras la guerra, la esperanza de volver a ver a su abuela, que había sido deportada a un campo de concentración junto con otros familiares y amigos no pudo verse realizada: habían sido asesinados. Comienza entonces sus estudios de Medicina, que abandona para concluir su primera y hasta la actualidad única novela La esperanza más grande (1948). Publicó también narraciones cortas, ensayos, escenas, relatos radiofónicos y textos sobre el cine.

Sus textos están considerados hoy textos clásicos de la literatura en lengua alemana. Con uno de sus relatos breves, La historia del espejo, recibió ya en 1952 el premio del Grupo 47, del que formaban parte también Günter Grass, Ingeborg Bachmann, Günter Eich o Heinrich Böll. En 1995 obtuvo el Gran Premio de Literatura de Austria por el conjunto de su obra y, en 2000, el Premio Joseph Breitbach, que compartió con Markus Werner y W. G. Sebald. En sus poemas se condensan los rasgos básicos de su poética: crítica y renovación del lenguaje poético, inconformismo y compromiso. Los marginados y los extraviados vuelven en sus palabras, o quizás, más intensamente, en los silencios que se abren entre ellas. Es la primera vez que se traduce al español su poesía, un consejo furioso y gratuito que nos deja la escritora.


EL LINDE DE LA MONTAÑA

Pues qué haría yo
si no estuviesen los cazadores,
           mis sueños,
esos que por la mañana
del otro lado de las montañas
descienden, bajo la sombra.


RESPUSTA INVERNAL

El mundo es de la materia
que exige contemplación:
ya no quedan ojos
para ver los prados blancos
ni oídos para oír entre las ramas
el revolotear de los pájaros.
Abuela, ¿a dónde se han ido tus labios
para saborear las hierbas
y quién nos huele el cielo hasta el final?
¿De quién son las mejillas que aún hoy
se desuellan en los muros del pueblo?
¿No es un bosque sombrío
éste en el que hemos caído?
No, abuela, no es sombrío,
lo sé, he vivido mucho tiempo
con los niños en el linde
y tampoco es un bosque.


DOMINGO POR LA MAÑANA

Amar a dios,
adorarlo
y sólo a él servir.
Descansando
de camino a las granjas
a la hora señalada
visto desde lejos
sobre la nieve.


MARIANNE

Me consuela
que en las noches doradas
duerma una niña,
que su aliento acaricie la herrería
y su sol se levante,
al alba,
con el gallo y las gallinas
sobre la hierba mojada.


FUERA DEL PAÍS

Libros de bibliotecas extrañas,
palomas fortalecidas.
Si dependiera de los lugares
que somos capaces
de abandonar,
con sus frambuesos,
con las telas
que ya se pliegan con el viento;
cambian silenciosos detrás de nosotros,
mientras nosotros permanecemos
en las cálidas espaldas
de los jardines, de piedra
o de arena.



Nota de la Redacción: agradecemos a Ediciones Linteo la gentileza por permitir la publicación de estos poemas del libro de Ilse Aichinger, Consejo gratuito (Linteo, 2011), en Ojos de Papel.
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Blog

    Lvov, de Józef Wittlin en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Ana María Navales: El final de una pasión
  • Publicidad

    Estrategia, posicionamiento SEO, creatividad, diseño, redacción y Apps