Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Gloria, película de Sebastián Lelio (por Eva Pereiro López)
  • Cine

    La Nouvelle Vague. La modernidad cinematográfica (por Javier Memba)
  • Sugerencias

  • Música

    Nha Sentimento, CD de Cesaria Evora (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    La farsa valenciana. Los personajes del drama (por Justo Serna)
  • Blog

    La primera novela de la generación beat: Go, de John Clellon Holmes (por Iván Alonso)
  • Creación

    El banquete de los inocentes (por Florentino Huerga)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Stefan Ruzowitzky: Los falsificadores (2007)

Stefan Ruzowitzky: Los falsificadores (2007)

    GÉNERO
Cine

    TEMA
Crítica de Los falsificadores, película de Stefan Ruzowitzky (por Eva Pereiro López)

    OTROS DATOS
Países: Alemania y Austria. Año: 2007. Duración: 98 min. Género: Drama. Reparto: Karl Markovics (Salomon Sorowitsch), August Diehl (Adolf Burger), Devid Striesow (Herzog), Martin Brambach (Holst). Guión: Stefan Ruzowitzky; basado en el libro The devil's workshop de Adolf Burger. Producción: Josef Aichholzer, Nina Bohlmann y Babette Schröder. Música: Marius Ruhland. Fotografía: Benedict Neuenfels. Montaje: Britta Nahler.

    PREMIOS
Oscar 2008 a la Mejor Película Extranjera












Magazine/Cine y otras artes
Crítica de Los falsificadores, película de Stefan Ruzowitzky
Por Eva Pereiro López, lunes, 5 de mayo de 2008
Salomon Sorowitsch (Karl Markovics) es un experto falsificador, probablemente el mejor. Corren tiempos difíciles en la Alemania de finales de los años treinta; la Segunda Guerra Mundial está a punto de estallar. Sorowitsch es arrestado. Años después será enviado al campo de concentración de Sachsenhausen para participar en la “Operación Bernhard”, la mayor estafa de la historia.

Los falsificadoes

Basada en un hecho real, Los falsificadores narra la historia de un grupo de prisioneros judíos privilegiados, tipógrafos profesionales, artesanos y banqueros, todos ellos elegidos meticulosamente para falsificar libras y posteriormente dólares, e inundar así las economías enemigas del Tercer Reich, cuando la guerra empezaba a inclinarse del lado de los aliados. En el campo de Sachsenhausen se aislaron dos barracones especiales que se transformaron en un taller de falsificación perfectamente equipado. Al grupo de prisioneros que debían llevar a cabo la operación se les trataría bien, poniendo a su disposición comida, ropa, camas, atención médica y duchas, siempre que colaborasen y consiguiesen el objetivo en el tiempo marcado. La mayoría de ellos provenían ya de otros campos de concentración y habían sobrevivido hasta ese momento al horror más aberrante e inhumano. La jaula de oro que ahora se les ofrecía planteaba una encrucijada moral para muchos: ¿debían sobrevivir como les dictaba el instinto a pesar de ayudar a sus asesinos?

Los falsificadores es una película notable, con una temática interesante que aborda la tensión entre idealismo y pragmatismo en condiciones absolutamente dramáticas como fueron las del Holocausto. La riqueza de los personajes que pueblan esa jaula de oro es extraordinaria; cada uno de ellos, con su pasado embebido en sangre, dolor y pánico, adopta una postura que el espectador no puede más que comprender y defender, sin reproches. ¿Debían aquellos hombres aceptar el chantaje más inefable, el de la vida o la muerte, cuando al otro lado de la valla que los separaba y protegía del resto del campo se torturaba y se asesinaba sistemáticamente? Si lo hacían, sin embargo, estarían indudablemente ayudando a inclinar la balanza de la guerra en favor del Tercer Reich.

A Sorowitsch se le nombró capo de la operación e hizo lo que se le pidió. A su manera, trató de mantener con vida al puñado de hombres que tenía bajo su batuta en el taller, cuidando de ellos como mejor sabía: haciendo su trabajo, falsificando dinero. Nunca denunció el sabotaje que su compañero, Adolf Burger (August Diehl), emprendió en solitario y que los hubiese llevado a todos directamente a la cámara de gas si no se lograba el objetivo. Respaldado por la confianza que le concedió el Kommandant de las SS (Devid Striesow) al mando de la operación, y que le había arrestado años antes, Sorowitsch cumplió con la primera parte del plan: se produjeron en el taller 132 millones de libras que ni siquiera el Banco de Inglaterra pudo identificar como falsas. 

Los falsificadores se ha llevado el Oscar a la Mejor Película Extranjera ante un número de ausentes notables, como por ejemplo la devastadora película rumana 4 meses, 3 semanas y 2 días de Cristian Mungiu. La concesión del premio es sin duda discutible, pero el director austríaco Stefan Ruzowitzky, consigue aportar con esta película una visión necesaria más a las ya numerosas películas que han tratado el tema del Holocausto. Recordemos que en Austria, partidos de extrema derecha cercanos a la ideología nazi continúan obteniendo un número inaceptable de votos, y formando parte del gobierno.

La “Operación Bernhard” termina con un último dilema inquietante y turbador: ¿fue el Kommandant de las SS al mando de la operación un asesino o un salvador?

Tráiler de la película Los falsificadores (colgado en YouTube por keane43)

 

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    El miedo a los árboles, La espada de Damocles, de Petros Márkaris (por Marta López Vilar)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista Esmeralda Berbel, coordinadora de 27 de septiembre. Un día en la vida de los hombres