Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
Historial de visitas

  • Novedades

    La gracia irremediable. Álvaro Pombo: poéticas de un estilo
  • Cine

    En el camino, película de Jasmila Zbanic (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Falling Down a Mountain, CD de Tindersticks (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Los medios y la opinión pública (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)
  • Blog

    La polémica sobre Miguel Delibes. Eduardo Jordà y las brujas de los Monty Python
  • Creación

    Poemas de Eduard Cabré
Autores
Secciones
Temas
De
Hasta
Contiene
Autores
Temas
De
Hasta
Contiene
15.03.2011
Peggy Guggenheim, The Art f this Century
Artes
Se exhibía ataviada con el vestido Delfos (o Delphos) de Fortuny, y en gran medida Picasso, Man Ray, Dalí, Pollock, Rothko, Kandinsky…, le debieron parte de su fama y fortuna. Se llamaba Peggy Guggenheim, y es considerada una de las grandes damas de la historia del arte del siglo XX
14.03.2011
Franz Xaver Messerschmidt en el Louvre, el Van Gogh del XVIII y de la escultura
Artes
En parte este es el caso de Franz Xaver Messerschmidt, cuyas esculturas, hasta hoy prácticamente desconocidas, están deslumbrando estos días en el Louvre. Messerschmidt fue un artista austriaco nacido en 1736, que vivió una breve etapa de esplendor en la Viena que descubriría a Mozart. Cuando cumplió 38 años en su mente apareció la esquizofrenia, es decir, la locura. Y como artista loco fue rechazado por todo el mundo bienpensante. Messerschmidt buscó refugio en su pueblo, y murió 9 años después, a los 47. A lo largo de ese tiempo Messerschmidt realizó 60 esculturas de una calidad sobrecogedora. ¿El tema? las decenas de gestos primordiales que somos capaces de hacer con nuestra cara los seres humanos. La calidad de las esculturas, el tema, cómo está resulto, la ironía…, es propia de un artista de cien o doscientos años después. Messerschmidt jamás vendió ni una sola de esas esculturas. Fue el Van Gogh de su tiempo
11.02.2011
Una película de fantasmas: Ritmo loco, de Mark Sandrich, con Fred Astaire y Ginger Rogers
Artes
Y de repente, tumbado en la cama con la sonrisa puesta mientras Fred y Ginger danzaban en un escenario de brillantez imposible en “Ritmo loco” (Shall we dance), rodeados de decenas de figurantes vestidos todos de noche, sentados junto a unas mesas elegantísimas y bebiendo supuestamente un excelente champán francés, caí en la cuenta de que lo más probable es que todos lo seres humanos que rebosaban vida y ritmo loco en esas escenas estuvieran ya muertos, que ninguna de las muchas personas que en 1937 hizo posible la efervescente y divertida maravilla que yo estaba disfrutando en una sobremesa de 2011 estuviera ya vivo. Ninguno. Estaba viendo y oyendo a personas que hace años dejaron de respirar, de ver, de sentir... Esta viendo una película de fantasmas, de auténticos y verdaderos fantasmas
08.02.2011
Historias de cuando Ennio Flaiano vio a Anita Ekberg bañándose en la Fontana di Trevi
Artes
Hay muchos fotogramas que forman parte ya de la historia del cine, y con ella, de nuestro imaginario sentimental. Podría poner muchos ejemplos al respecto, pero muy pocos serían más potentes y reconocibles que la imponente y sensual figura de Anita Ekberg bañándose vestida en la noche romana, recogida en la Fontana di Trevi, bajo la mirada hipnotizada de Marcello Mastronianni
31.01.2011
Dios se llamaba Herbert von Karajan
Artes
En un café vienés, allá por los años sesenta o setenta del pasado siglo XX, estaban reunidos los que eran considerados los cuatro mejores directores de orquesta del mundo: el italiano Carlo Maria Giulini, el húngaro-británico sir Georg Solti, el estadounidense Leonard Bernstein y el austriaco Herbert von Karajan
30.01.2011
7 nuevos haikus de Juan Antonio González Fuentes
Artes
Fue el pasado mes de mayo de 2010 cuando llegaron a mis manos los primeros ejemplares de mi libro “Haikus sin estación” (Ediciones Carena, 2010), mi primera incursión en dicho género poético, originario de la tradición poética japonesa y china. En “Haikus sin estación” publiqué un total de 75 haikus o haikús, y desde su publicación he proseguido escribiendo este tipo de poemas breves, minúsculos en extensión y gigantescos en “intención”. Dejo aquí siete nuevos haikus, destinados a un probable libro nuevo, que quiero compartir con ustedes, mi diarios lectores
30.01.2011
7 nuevos haikus de Juan Antonio González Fuentes
Artes
Fue el pasado mes de mayo de 2010 cuando llegaron a mis manos los primeros ejemplares de mi libro “Haikus sin estación” (Ediciones Carena, 2010), mi primera incursión en dicho género poético, originario de la tradición poética japonesa y china. En “Haikus sin estación” publiqué un total de 75 haikus o haikús, y desde su publicación he proseguido escribiendo este tipo de poemas breves, minúsculos en extensión y gigantescos en “intención”. Dejo aquí siete nuevos haikus, destinados a un probable libro nuevo, que quiero compartir con ustedes, mi diarios lectores
27.01.2011
7 nuevos haikus de Juan Antonio González Fuentes
Artes
Fue el pasado mes de mayo de 2010 cuando llegaron a mis manos los primeros ejemplares de mi libro “Haikus sin estación” (Ediciones Carena, 2010), mi primera incursión en dicho género poético, originario de la tradición poética japonesa y china. En “Haikus sin estación” publiqué un total de 75 haikus o haikús, y desde su publicación he proseguido escribiendo este tipo de poemas breves, minúsculos en extensión y gigantescos en “intención”. Dejo aquí siete nuevos haikus, destinados a un probable libro nuevo, que quiero compartir con ustedes, mi diarios lectores
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31 - 32 - 33 - 34 - 35
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Epistolario de María Zambrano a Gregorio del Campo (por Rogelio Blanco Martínez)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Albert Mallofré, autor de Simplemente vivíamos (por Jesús Martínez)