Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Las consecuencias estratégicas del secesionismo catalán (por Manuel López Blanco)
  • Cine

    En tierra hostil, película de Kathryn Bigelow (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    Lhasa, CD de Lhasa de Sela (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Mauthausen, el campo de los españoles
  • Blog

    Fellini en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Álvaro Petit Zarzalejos: Once noches y nueve besos
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
lunes, 6 de octubre de 2008
Crazy love, el amor ciego de Linda Riss y Burt Pugach
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[19458] Comentarios[0]
Dan Klores ha realizado un documental con la increíble historia de Burt Pugach y Linda Riss, y lo ha titulado “Crazy Love”. Burt dejó ciega a Linda para que no fuera de otro, paso 14 años en la cárcel por la agresión y cuando salió por buena conducta, se casó con su víctima. ¡El amor es ciego!

Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

Estamos caminando por un parque del Bronx neoyorquino en algún momento de la década de 1950. Ella tiene exactamente veinte años y es muy guapa. Él tiene doce años más, y es un abogado casado con una mujer y con el éxito, todo un ejemplo esteriotipado de hombre seguro de sí mismo y de sus circunstancias. Ella responde al nombre de Linda Riss y él al de Burt Pugach.

Se conocen en el parque, se gustan e inician una relación. Él la lleva a cenar a sus restaurantes favoritos, viajan juntos en su avión privado, se enamoran… Él mantiene una pasión obsesiva por ella, y ella piensa que él es el hombre perfecto, el príncipe azul que el destino le tenía reservado. Él, para mantener la situación y prolongarla recurre al engaño. Falsifica papeles de divorcio que le presenta a ella como verdaderos. Pero antes se coge a un mentiroso que a un cojo, según el dicho popular español. El pastel se descubre y todo se termina. Linda perdona el engaño a Burt, pero como la relación no puede continuar, lo deja, conoce a otro hombre y se compromete con él.

Y como si de un truculento argumento de ópera verista se tratase, Burt decide que si Linda no va a ser definitiva para él, definitivamente no será para nadie. Burt recurre a un sicario que se presenta en casa de Linda y le lanza ácido al rostro. Linda queda ciega. Tras un mediático proceso Burt es condenado a 30 años de cárcel.

Han pasado catorce años de condena. La legítima de Burt no ha podido aguantar los vaivenes y noticias de su relación y ya se ha divorciado del abogado. Burt sale de la cárcel debido a su buena conducta y va en busca de Linda, quien no se ha casado en todo ese tiempo ni ha mantenido relaciones importantes.



Tráiler de Crazy Love, de Dan Klores (vídeo colgado en YouTube por MagnoliaPictures)

El agresor y la víctima se reencuentran casi una década y media después. El hombre que dejó a Linda ciega, Burt, sigue obsesionado con ella. La ciega Linda sigue enamorada de su verdugo. Al poco tiempo Burt y Linda contraen matrimonio, y hoy, en el otoño de 2008, siguen unidos en al parecer feliz matrimonio. Colorín y colorado, este cuento se ha acabado.

Linda y Burt se casaron, comieron perdices y lleva más de cuatro décadas de notable felicidad. ¿Es este un cuento chino? ¿Es este el argumento del último melodrama made in Hollywood? ¿Es el libreto de una ópera recién descubierta? ¿Es el último desvarío de algún novelista del corazón?

No, es la vida real, es decir, que es el argumento de una historia tan real como la vida misma, que diría un cursi locutor televisivo. Jugando con los elementos que entran en juego en esta historia real, Dan Klores ha producido y dirigido un documental de gran éxito en los EE.UU que se titula Crazy love, o Amor loco en literal traducción al castellano.

Es curioso lo complejo del lenguaje y lo difícil de la traducción. Tras la descripción del argumento creo que a nadie se le escapa que en español las palabras que mejor se aferran al sentido de Crazy love son las de Amor loco, y es que si las cambiamos por Loco amor, por ejemplo, el matiz cambia casi por completo, y no digamos nada si quisiéramos entender Crazy love por algo semejante y no muy alejado de Locura de amor, frase que casi tiene algo de positivo, de plausible, apasionamiento romántico.

Crazy love…, la historia de un amor ciego en el que la ceguera abandona el campo de la metáfora para hacerse realidad. Ver para creer…, o mejor dicho, dejar de ver para amar. Sí, como asegura el refranero español: “el amor es ciego”.

NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Posguerra, de Tony Judt (reseña de Rogelio López Blanco)
  • Publicidad

  • Autores

    Lou Andreas-Salomé