Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Gloria, película de Sebastián Lelio (por Eva Pereiro López)
  • Cine

    Aquí, Smiley: El topo de Tomas Alfredson (por Carlos Abascal Peiró)
  • Sugerencias

  • Música

    Tell Tale Signs, CD de Bob Dylan (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    La expansión de la sexualidad
  • Blog

    Doris Lessing, historias desde Londres (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Edgar Borges: El hombre no mediático que leía a Peter Handke
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
jueves, 5 de junio de 2008
Juan Diego Flórez se transforma en mito en el Metropolitan de Nueva York
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[4690] Comentarios[0]
El joven tenor peruano Juan Diego Flórez está dando pasos agigantados hacia la categoría de mito. Su última hazaña ha sido bisar la célebre aria de los nueves dos de la ópera de Donizetti “La fille du régiment”. Ocurrió en el Metropolitan, y le valió al tenor la portada de The New York Times

Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

 En más de una ocasión ya hemos hablado en estas mismas páginas electrónicas del auténtico fenómeno actual en el mundo de la ópera y más significativamente en el del bel canto. Me refiero al joven tenor peruano Juan Diego Flórez (Lima, 1973), sin duda ninguna el mejor representante en la actualidad del canto belcantista dentro, claro, de su cuerda tenoril.

Juan Diego Flórez, construyendo hasta ahora con paso serio y firme una carrera de coherencia pasmosa, va alcanzando metas, sobrepasando dificultades, rompiendo barreras y alcanzando hitos hasta ahora sólo al alcance de los más grandes, de los indiscutibles.

“La última” del tenor peruano es un hito más que lo eleva al rango de mito incipiente mucho más allá de moda pasajera y cíclica. Ocurrió hace unas semanas en uno de los coliseos operísticos por excelencia, el Metropolitan de Nueva York.

Viena 2007: Juan Diego Flórez interpreta el aria ¡Ah mes amis...! (vídeo colgado en YouTube por Gabba02)

Cantaba Flórez el papel protagonista de una de la óperas más representadas de Gaetano Donizetti, La fille du régiment, obra que generalmente se canta en su versión en francés. Esta ópera cómica tiene uno de los momentos cumbres por su belleza, gracia y dificultad extrema de toda la escritura belcantista para tenor, la celebérrima aria de los nueve “dos” que comienza ¡Ah mes amis...! Es esta, insito, un aria de dificultad extrema en la que el tenor debe evidenciar agilidades vocales de carácter casi circense, y a la vez gusto, elegancia e intención refinada y sutil en lo que está diciendo. Vamos, una prueba de fuego en la que lo más normal es pasar casi de puntillas para no abrasarse y dejarse las cuerdas vocales como torreznos chamuscados.

Pues bien, Juan Diego Flórez, dada su inmensa calidad vocal, su dominio portentoso del estilo, su técnica depurada, y su más que notable expresividad como cantante-actor, no sólo ha hecho de este aria una de sus más brillantes y demandadas cartas de presentación, es que además, prueba homérica de sus facultades, la bisa de forma no muy infrecuente.

Esto es lo que ocurrió en el Metropolitan neoyorkino ante un público entre enfervorizado y pasmado, ante un público con la boca abierta que no sabía muy bien si entregarse al ensimismamiento o a la locura definitiva y absoluta. Juan Diego Flórez cantó el aria de los nueve dos, y ante el delirio de los asistentes, sencillamente repitió la faena, marcándose los consabidos, inauditos y sobrecogedores dieciocho dos. El último en escalar este Everest vocal había sido el gran Luciano Pavarotti en una mítica y recordada velada de hace casi tres lustros, 1994.

Los dos, Pavarotti y Juan Diego Flórez, tras sus respectivas hazañas, salieron por la puerta grande que sólo se abre en contadísimas ocasiones. Una puerta grande  que en la ciudad de los rascacielos consiste en ocupar la portada del día siguiente de uno de los periódicos más famosos, leídos y respetados de todo el globo terráqueo: la portada de The New York Times


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.

Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Tres maneras de estar sola: Mascha Kaléko (reseña de José Ángel García Caballero)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Isabel Navarro, autora de Luz y penumbra (por Jesús Martínez)