Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Fukushima. Vivir el desastre, de Takashi Sasaki (reseña de Ana Matellanes García)
  • Cine

    La red social (The Social Network, 2010), película de David Fincher (por Carlos Abascal Peiró)
  • Sugerencias

  • Música

    El rock and roll y el descontento: la rebeldía integrada (por Alejandro Lillo)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    México, D.D.O. (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)
  • Blog

    John Wayne en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    El Incendiario, de Miguel Veyrat
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
lunes, 21 de abril de 2008
Velatorio para perros: ¡¡ni tanto ni tan calvo!!
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5655] Comentarios[6]
Pues sí, desde hace dos años hay en la provincia de Murcia la primera incineradora para mascotas con velatorio de España

Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

Va a hacer dos años que escribo casi diariamente en Ojos de Papel, y de todos los post publicados hasta la fecha, el que registra más lecturas, con notablilísima diferencia (más de 15.000 visitas y 400 comentarios), es el que dediqué a la demencial actuación del “artista” Guillermo Vargas, quien desarrolló la siguiente supuesta actividad artística para mostrar o demostrar no se sabe muy bien qué: ató en un stand de una feria a un débil perro callejero y lo dejó morir literalmente de hambre.
 
Las miles de lecturas registradas y el sentido de los centenares de comentarios demuestran con claridad, creo, que hay mucha gente que realmente quiere a los animales y en especial a los perros, a sus perros. Durante una parte de mi vida no entendí en absoluto ese “amor” por los animales y el enorme sacrificio que supone vivir con ellos. Siempre me pareció algo casi enfermizo. Todo cambio cuando llegaron a mi vida primero Petra y, luego, sobre todo, Miller. El contacto con estos animales no sólo me ha dado una visión distinta sobre ellos, sino también sobre mí mismo y la vida en general.
 
Un domingo lluvioso en Madrid, un domingo de esos que el mediodía te sorprende tirado en el sofá con un café caliente en la mano, descubrí en el canal Cuatro de televisión el programa del norteamericano de origen mejicano César Millán, el “encantador de perros”. Al principio no le dediqué especial atención al programa, me pareció el típico del charlatán de turno en el que se mezclaba el buenismo, la psicología casera, una trascendentalidad superficial y amañada, etc… Pero quizá por tener perro y gustarme las historias que los tienen como protagonistas, acabé prestándole cada vez mayor atención a César Millán, y hoy, no hay domingo que, si puedo, no lo vea de principio a fin.
 
 
Perro disfrazado de Batman (foto recogida de la web cosadeperro.com)
Perro disfrazado de Batman (foto recogida de la web cosadeperro.com)
 
La enseñanza básica y primordial que he aprendido en este programa es de una elementaridad absoluta, pero a veces, los que tenemos animales, nos olvidamos de ella con suma facilidad: los perros no son seres humanos, son perros, animales. Con frecuencia los tratamos como si fueran hijos o amigos y los hablamos, vestimos…, sin darnos cuenta de que esa transferencia de humanidad no sólo les perjudica a largo plazo, es que nos le hace felices y perjudica su salud física y mental. Los perros necesitan para ser felices disciplina, necesitan saber que el dueño es quien manda, quien tiene las responsabilidades, y necesitan estar tranquilos, tener la mente relajada, hacer ejercicio físico y sentirse queridos, admitidos por la familia a la que pertenecen. Los perros necesitan respetar a sus dueños y precisan ser tratados como lo que son. Al tratarlos como humanos les transferimos nuestros miedos, nuestros problemas, nuestras historias, nuestras neuras… Los desequilibramos, les dejamos la mente confusa y desorientada.
 
Sí, es un error completo “humanizar” a nuestros perros, a nuestras mascotas. Es un error para ellos y para nosotros. Por eso ha llamado mucho mi atención la noticia de que hace dos años se abrió el primer tanatorio para perros y gatos en España. Está en Lorqui, en la provincia de Murcia (Crematur Levante, se llama la empresa), e incluye incineradora y sala para organizar el velatorio. Hasta ahora se ha utilizado para incinerar perros y gatos, pero por las llamas también han pasado pájaros, un cocodrilo y un león de un circo.
 
El dueño del tanatorio ha declarado que se decidió a abrirlo cuando se dio cuenta de que el “dolor” de los propietarios de mascotas era mucho a la hora de despedirse de ellas y en consecuencia decidió habilitar una sala para su intimidad. En la sala hay sofá, algunos asientos, pañuelos de papel para las lágrimas y una vitrina de cristal donde se coloca a la mascota. Los dueños (familiares) pueden seguir desde la sala todo el proceso, y si lo desean, llevarse las cenizas en una urna. El velatorio cuesta 40 euros que hay que añadir a los gastos de la incineración, cuyo precio varía dependiendo del tamaño del animal.
 
La empresa se encarga de todo, como si el finado fuera una persona de la familia. Se recoge al animal en la clínica veterinaria, se le traslada y se le prepara para la urna. Se le arregla, se le peina, etc…
 
No sé que opinará el lector, pero quizá todo pueda resumirse en la célebre: “ni tanto ni tan calvo”.
 
Nota de la Redacción: otro texto de Juan Antonio González Fuentes sobre el maltrato de animales:


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.

Comentarios
09.12.2008 22:22:21 - maripaz novalbos campos



por supuesto que a los perros(nuestros hijos)hay que cuidarlos y quererlos,como hijos que son de uno,por lo menosMI NIÑA es como una hija adoptada tengo aqui en su cuarto sus cenizas y no hay cosa que mas dolor me este causando que la muerte de MI NIÑA,es mas hubiese preferido que muriese otra persona suena ,fuerte pero lo hubiese preferido pq ella no ha echo nada malo okkk,si me piden explicaciones la cambio por mi madre aunq suene muy fuerte,que mala soy pues no,ES MI NIÑA y punto gracias


22.04.2009 21:27:36 - Monchu



Eres insensible. Deja de escribir si solo puedes decir eso.


29.10.2009 0:31:03 - verito



hola.
yo opino igual que maripaz,perdi una perrita y siempre dijo que ojala hubiera sido una persona en vez d ella. ellos no hace daño a nadie ,en cambio las personas si por lo cual creo que eso no es ser insensible,es mas insensible preferir que muera un animalito inofensivo que no sabe nada de la vida, una persona al menos una vez en la vida (y creo q esa cantidad es poca)ha hecho daño y bien daño a otras persona.no digo mas... para opiniones ya cada uno.gracias


16.02.2010 23:52:34 - tamara



me parece increible lo q hizo guillermo vargas ¿como alguien le puede hacer algo asi a un animal? verguenza le debería de dar ojalá lo ataran a él con una cuerda atado a una esquina de una exposición sin comer ni beber y aver q aprendía ese...
y yo por mi parte prefiero morir yo antes q mi perra o mi caballo ya q se lo q se siente cuando un ser querido como un animal muere
no doy aguantado q una persona mate así a un animal indefenso


16.02.2010 23:55:20 - alejandra
Respuesta al comentario de tamara el 16.02.2010.

tienes toda la razón no se como hay gente q hace esas cosas con seres vivos


05.12.2012 23:46:23 - greg



tío la has cagao










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Todos los hombres del Führer, de Ferran Gallego (reseña de Rogelio López Blanco)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Merche Rodríguez, autora de Colgados ;-) Emociones en la red (por María José de Acuña)