Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Vladímir Vysotski: Zona Desmilitarizada
  • Cine

    Precious, película de Lee Daniels (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Heligoland, CD de Massive Attack (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Los ciberderechos en la empresa
  • Blog

    Poesía en español (blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    José Cereijo, poeta del silencio
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Víctor Charneco

Víctor Charneco

    AUTOR
Víctor Charneco

    LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO
Zafra (Badajoz, España), 1976

    BREVE CURRICULUM
Licenciado en Ciencias de la Información por la Univ. Complutense de Madrid, ha ejercido como periodista en comunicación de empresas, organismos públicos y labores de gestión cultural. Es autor del libro de relatos Duelos, pendiente de publicación. Ahora está trabajando en su nueva obra, un texto que consolida su poética, basada en el uso de un lenguaje rico y variado, así como en la reflexión sobre el mundo contemporáneo y los comportamientos humanos




Opinión/Entrevista
Entrevista a Víctor Charneco, autor de Devuélveme a las once menos cuarto
Por Jesús Martínez, jueves, 04 de octubre de 2012
Una mujer indefinida

Una mujer indefinida, con el pelo laso o con el pelo alborotado por los remolinos y los mechones, alegre o atribulada, campechana o circunspecta; una mujer que no sabemos quién es se acercó a Bruno, con paso decidido, con larvadas intenciones; se inclinó y le susurró al oído: “Es hora de lo nuestro”.

Bruno acababa de soñar un sueño que no era suyo. Se lo dejó en la almohada Martín, alguien a quien tampoco conocía, uno de esos viajantes de la vida en los que nos hemos convertido todos. Los dos habían ocupado la misma habitación de hotel: uno, un día antes; el otro, al día siguiente. “Los sueños tienen algo de desconocido, de incomprensible”, responde Víctor Charneco, el autor de Devuélveme a las once menos cuarto (Ediciones Carena, 2012), la novela con la que se ha ganado la curiosidad de los lectores. “¿Que por qué las once menos cuarto del título? En mi casa siempre ha habido un reloj parado a esa hora y siempre me he preguntado sobre lo que eso puede significar.”

Devuélveme a las once menos cuarto sigue la estela de un libro de relatos previo, Duelos, inédito. “Se trata de historias paralelas sobre temas universales: el amor, el honor, la muerte… Son historias que giran sobre estos asuntos y que están narradas en su haz y en su envés”, explica Víctor, periodista de frágil apariencia, de robustas ensoñaciones, de exquisita facilidad para la prosa. “Duelos me permitió adquirir los conocimientos necesarios para enfrentarme a mi primera novela. Lo escribí en el 2008, en Nueva York, ciudad en la que estuve viviendo unos meses.”



Víctor Charneco: Devuélveme a las once menos cuarto (Ediciones Carena, 2012)

A finales de ese mismo año, del 2008, Víctor Charneco volvería a soñar despierto y se pondría manos a la obra. Se puso a escribir Devuélveme a las once menos cuarto, novela que le ha robado dos años y medio, que da por bien empleados. En este tiempo, ha urdido una historia sin dobleces, en la que las voces de dos personas se encuentran al azar sin que ninguna de ellas lo supiera y sin que ninguna de ellas llegara a atisbar el verdadero alcance de su destino. “Lo más llamativo de todo, lo onírico, es lo que está menos estudiado. La gran aventura de este siglo es adentrarse en las mentes para entenderlas”, le hace costado el escritor Fernando Clemot, quien presentó la novedad literaria en la librería Les Punxes, de Barcelona, el primer acto de una gira que recorrerá la Península.

“En Devuélveme a las once menos cuarto puede que haya algo de los autores que más me han influenciado. Desde luego, este libro bebe mucho de Sobre héroes y tumbas, la novela que Ernesto Sábato escribió a mediados del siglo pasado”, confiesa Víctor, sorprendido por las tramas que como matrículas dobladas se interponen unas con otras en la narración. “Me gusta contar historias.”

No sólo Ernesto Sábato ha dejado su impronta en la pluma de este autor: Javier Marías, “único”; Antonio Muñoz Molina, “imprescindible”…, y los integrantes de la llamada Generación X, el realismo sucio norteamericano, con Richard Ford y J. D. Salinger al frente.

“Me gusta contar historias, como he dicho, historias relacionadas con el hombre, con sus miedos y sus ambiciones. Por eso me gusta tanto Nueva York, porque me inspira la grandeza de la ciudad, con barrios diversos como el Greenwich Village y el Soho, con personas que se cruzan por la calle y que forman parte de algo superior.”

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Reseña del libro “Historia de la belleza”, de Umberto Eco
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista al poeta Cecilio Pineda, autor de ¡Thalassa Thalassa! (por Jesús Martínez)