Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Gloria, película de Sebastián Lelio (por Eva Pereiro López)
  • Cine

    In the Loop, película de Armando Iannucci (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    The Bright Mississippi, CD de Allen Toussaint (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Velo y discriminación social en Francia
  • Blog

    Chuck Palahniuk, la aguada narrativa posmoderna en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Ana María Navales: El final de una pasión
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Morcheeba: <i>Blood Like Limonade</i> (2010)

Morcheeba: Blood Like Limonade (2010)

    GÉNERO
Música

    TEMA
Critica de Blood Like Limonade, CD de Morcheeba (por Marion Cassabalian)

    OTROS DATOS
Lanzamiento: 2010. Discográfica: Composición: Godfrey, Godfrey,Edwaeds, Burgess. Producción: Paul y Ross Godfrey. Mezcla: Paul Godfrey. Dirección artística: Dan Mogford. Fotografía: Steve Gullick



Morcheeba

Morcheeba

Charango (2002)

Charango (2002)

Fragments of Freedom (2000)

Fragments of Freedom (2000)

Big Calm (1998)

Big Calm (1998)

Who Can You Trust? (1996)

Who Can You Trust? (1996)


Magazine/Música
Blood Like Limonade, CD de Morcheeba
Por Marion Cassabalian, viernes, 01 de octubre de 2010
A pesar de haber vuelto la cantante Skye Edwards, que hizo famosa a esta banda inglesa de trip hop a finales de los años 90, Morcheeba sigue proponiendo en su último álbum, Blood Like Limonade, una música agradable, pero muy simple y con melodías demasiado evidentes. La expectativa que se había creado con este estreno hace que el resultado parece aun peor de lo que realmente es.



Morcheeba: "Blood Like Lemonade" (vídeo colgado en YouTube por piasrecordings)

La voz de la cantante Skye Edwards siempre ha sido la principal protagonista de este grupo de trip hop nacido en los años 90 en Londres, con Paul Godfrey detrás de los platos y Ross Godfrey a la guitarra y al teclado. Cuando ella decidió dejar el grupo para emprender su carrera en solitario en el 2003 (o porque los hermanos Godfrey tenían otras ideas para su proyecto musical), la banda perdió un poco de este color a la vez cálido y sensual que había hecho de Morcheeba un grupo de referencia en la música electrónica de la época.

Los cuatro primeros álbumes (Who Can You Trust, Big Calm, Fragment of Freedom y Charango) fueron todo un éxito gracias a un estilo novedoso que se había puesto de moda en estos tiempos y una estética cuidada. La simpleza de su música habrá sido también un buen enganche comercial: Morcheeba se podía escuchar en cualquier lugar y en cualquier momento, no hacía falta prestarle demasiada atención ni concentrarse mucho... La linda (pero no extraordinaria) voz de Skye era suficiente para poder calificar esta música de buena.

Cuando se fue la bella cantante, varias artistas se atrevieron a tomar su lugar (Daisy Martey, Jody Stenberg, Manda), pero la banda de los hermanos Godfrey había perdido parte de su esencia y de su alma, el mejor elemento de la banda, la bonita voz de su principal protagonista.



Morcheeba: "Even Though" (vídeo colgado en YouTube por piasrecordings)

Para el placer de numerosos fans, y quizás porque tuvieron ganas de reencontrarse con el sonido original de Morcheeba, el trío se juntó de nuevo en 2010 para sacar su séptimo disco, Blood Like Limonade. El resultado es parecido al de los discos anteriores: una música sencilla, sin mucho relieve y melodías fáciles. Eso sí, Blood Like Limonade tiene un toque más acústico que los trabajos anteriores de la banda, en acorde a la moda de ahora, cuando las músicas electrónicas dejaron el primer lugar a músicas más tradicionales.

Por supuesto, los platos siguen estando presentes y son la tela de fondo de este disco, pero la presencia de las guitarras en algunos temas como “Even Though” (empobrecida por unos coros poco logrados y “ruidos” dignos de la Guerra de las Galaxias) o “I Am the Spring” casan armoniosamente con la voz de Skye y ponen en valor unas melodías a menudo demasiado pobres y evidentes.

También están presentes una batería (Andy Robertson), un piano (Andy Nunn) y un bajo (Bradley Burgess) lamentablemente tapados por unos platos pesados y repetitivos.

“Blood Like Limonade” es el mejor tema de este disco homónimo, quizás por su rítmica ligeramente novedosa. Buscando bien, también resalta “Recipe for Disaster” y su melodía, un toque diferente al conjunto.



Morcheeba: versión acústica de "I Am The Spring" (vídeo colgado en YouTube por telegraphtv)

El resto de las canciones como “Crimson”, “Mandala”, “Cut To the Bass”, “Easier Said Tan Done” o “Beat of the Drum”, se caracterizan por unos ritmos muy básicos que ni siquiera la bonita voz de la cantante logra levantar.

La letra tampoco parece muy rebuscada y algunas rimas son hasta infantiles (“Self Made Man”)…

Lamentablemente, el último disco del trío ingles ensucia un poco la buena reputación que había quedado asociado al nombre de Morcheeba. Para los nostálgicos, mejor vale volver a sacar Big Calm del cajón y disfrutar de lo ya conocido.



Morcheeba: "Beat Of The Drum" (vídeo colgado en YouTube por vladibaddy)
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Este no es mi bombín (milrazones, 2013), de J. Klassen (por Carmen Palomo García)
  • Publicidad

  • Autores

    Ficciones de clase. Encuentro con Antonio Muñoz Molina (por Rosario Sánchez Romero)