Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    José Fernando Siale DJangany: En el lapso de una ternura (reseña de José Cruz)
  • Cine

    Desgracia, película de Steve Jacobs (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    I Love Your Glasses, CD de Russian Red (crítica de Francisco Fuster)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Gracias, García Luna: el caso de Florence Cassez y las garantías democráticas en México
  • Blog

    La polémica sobre Miguel Delibes. Eduardo Jordà y las brujas de los Monty Python
  • Creación

    Javier Egea: Poesía completa (Volumen II)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Montserrat del Carmen Samper Henarejos: <i>Mi corazón espera</i> (Ediciones Carena, 2010)

Montserrat del Carmen Samper Henarejos: Mi corazón espera (Ediciones Carena, 2010)

    AUTORA
Montserrat del Carmen Samper Henarejos

    LUGAR DE NACIMIENTO
San Pedro del Pinatar (Murcia, España)

    BREVE CURRICULUM
Estudia Magisterio, Psicología y Filosofía. Actualmente pertenece al Departamento de Orientación del Instituto de Secundaria Mar Menor, en San Javier. Recita con éxito sus poemas en distintos escenarios españoles. Creadora de novela, relato corto, cuentos, artículos especializados, pintura y fotografía. Destaca su participación en tertulias filosóficas y en proyectos de innovación educativa. Atiende consultas y charlas, privadas y en instituciones sobre orientación y relación familiar




Creación/Creación
Montserrat del Carmen Samper Henarejos: Mi corazón espera
Por Montserrat del Carmen Samper Henarejos, martes, 1 de junio de 2010
En sus primeros años de vida, Montserrat del Carmen Samper Henarejos no sabía explicar bien lo que sentía, pero sus emociones brotaban torrencialmente de ella. Con esta necesidad de depositar en algún lugar todo su caudal de sentimientos, encuentra el camino o el cauce, como sucede con las aguas de los ríos, que le lleva a la poesía. Se trata, pues, de una forma natural de comunicación emocional consigo misma. Los poemas le asaltan caprichosamente en cualquier momento, por eso la mayoría están escritos en papeles y lugares distintos, de tal forma que si no los plasma los pierde para siempre, y esa emoción contenida queda varada hasta que una nueva barca la recoge. Los poemas de Mi corazón espera son la expresión gráfica de las emociones, de los sentimientos. No explican nada. Quien los lee reconoce haber sentido algo idéntico, algo que no se puede explicar, algo que rebosa a la sabiduría, a los conocimientos, incluso a la racionalidad, y que lleva al lector a contactar consigo mismo, con la esencia más profunda en la que puede sumergirse para dejarse llevar por unos instantes y emerger de nuevo, fresco y renovado.

Mi corazón espera

Mi corazón espera quieto y henchido de ternura,
que la mañana ardiente rompa,
regrese de la luna, con la luz de mi locura.

Dibujarme la piel a trozos con tus pinceles morenos,
regustar los sabores ocultos de lascivos fluidos secretos
y recordar de tus labios la espléndida espesura...
Eso quiero.

Correr aprisa y parar el tiempo,
sentir cómo recala el agua en tu espalda,
girar en remolinos y recoger del aliento,
suspiros que el aire mata,
tal cruel guadaña de plata.

De tus manos salgan pétalos para rozar mi cintura,
de mis labios, la calada.
De misterios escondidos, unas notas;
la humedad suave y salada.

Y ese deseo que a mi carne
tal si fuera el viento, a las tardes azota,
salta hacia ti, y en mi boca,
bebe de ti,
hasta que ausente de mí...
Nos agota.

Mi sueño vuelve a deparar en ti

Como caracolas que reposan en la orilla,
mi sueño viene a deparar en ti.

Como los recuerdos vienen a caer en el olvido,
mi sueño vuelve a deparar en ti.

Como la noche...
que me dormí en tus brazos,
mi sueño vuelve y vuelve a deparar en ti.

Como el anhelo viene a la esquina del reposo,
como las aguas quietas,
a mi alma,
yo te nombro...
Y mi sueño vuelve a deparar en ti.

Sol de tus ojos

Mándeme Dios el sol de tus ojos,
quieto de dudas,
sabor pesado.

Arrastre yo la carga, como las alas,
pies de cometa,
pasos cansados.

Infinita presencia de abedules dorados
en la tarde tranquila de calor de leña,
pasando suspiros del leño a la hoguera,
de la hoguera al cielo,
del cielo a tu esfera.
Despacito me quedo quieta.


Nota de la Redacción: agradecemos a Ediciones Carena en la persona de su director, José Membrive, la gentileza por permitir la publicación de esta selección de poemas del libro de Montserrat del Carmen Samper Henarejos, Mi corazón espera (Carena, 2010). 
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    El motín de Esquilache, de José Miguel López García (reseña de Inés Astray Suárez)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista Esmeralda Berbel, coordinadora de 27 de septiembre. Un día en la vida de los hombres