Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Mala, CD de Devendra Banhart (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    Crítica de Tropa de élite, película de José Padilha (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Heligoland, CD de Massive Attack (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Historia y memoria
  • Blog

    El arte de Guillermo Vargas: dejar morir de hambre a un perro
  • Creación

    Carmen Borja: Mañana
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Patxi Amezcua: <i>25 kilates</i> (2008)

Patxi Amezcua: 25 kilates (2008)

    GÉNERO
Cine

    TEMA
Crítica de la película 25 kilates, del director Patxi Amezcua (por Eva Pereiro López)

    FICHA TÉCNICA
Guión: Patxi Amezcua. País: España. Año: 2008. Duración: 86 minutos Género: Thriller. Reparto: Francesc Garrido (Abel), Aida Folch (Kay), Manuel Morón (Sebas), Joan Massotkleiner (Garro), Héctor Colomé (Domingo), María Lanau (Rocío), Marc García (Adrián). Producción: José Nolla y Quique Camín. Música: Francis Amat. Fotografía: Sergi Gallardo. Montaje: Lucas Nolla. Dirección artística: Lu Mascaró. Vestuario: Marta Wazinger 2
















Magazine/Cine y otras artes
25 kilates, película de Patxi Amezcua
Por Eva Pereiro López, lunes, 1 de junio de 2009
En palabras de su director, Patxi Amezcua, 25 kilates quiere reunir “acción, emoción, tensión, engaño y sorpresa”. Quizás fuese un objetivo titánico para un primer largometraje, pero la verdad es que Amezcua sale notablemente bien parado de este primer reto. 25 kilates se inscribe en la senda del cine negro, un género que en España se ha explorado en contadas ocasiones. Con Aida Folch en el papel de Kay y Francesc Garrido como Abel, la pareja protagonista tiene algo más que química, y aunque la historia corre a veces por derroteros conocidos, sí logra mantener la tensión hasta el final y da sorpresas interesantes.


La historia se desarrolla en una Barcelona irreconocible, muy lejos del envoltorio turístico y señorial de la ciudad que hace poco nos vendió Woody Allen en Vicky Cristina Barcelona. La Barcelona canalla y sórdida de los trapicheos, más allá de la fina línea que delimita la legalidad. Y sin embargo, los protagonistas podrían ser cualquiera de nosotros. Ella es joven, de una belleza felina irresistible, quizá una estudiante más… pero las apariencias engañan. Tiene a sus espaldas una larga experiencia de ratera. Su padre la inició con tan sólo tres años.

Él aparece y desaparece al ritmo de los trabajos que le encargan. Tiene un crío de siete años al que no dedica el tiempo suficiente y del que se hacen cargo principalmente sus padres ya jubilados – los abuelos echando algo más que una mano. Y esto último es quizás el punto más interesante de la película, esa confusión que produce en el espectador la vida común descrita, la de todos, engarzada en negocios mucho menos comunes y algo más peligrosos.

Sin efectos especiales y describiendo una realidad tan cruda como exenta de belleza, negra y sólida en su conjunto, 25 kilates es un descubrimiento más que agradable como lo fue a su vez Azuloscurocasinegro, de Daniel Sánchez Arévalo, en 2005. Ha cosechado reconocimientos en festivales menores y ojalá Amezcua proporcione, de ahora en adelante y con una huella muy particular, frescura y calidad a nuestro escueto cine que este año se ha quedado sin uno de los grandes con la decepcionante Los abrazos rotos de Pedro Almodóvar.



Tráiler de 25 kilates de Patxi Amezcua (colgado en YouTube por keane 43)
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Una lectura de Epitafio / 18 Cantares de la patria amarga, de Yannis Ritsos
  • Publicidad

  • Autores

    Ngugi wa Thiong’o y el Diablo crucificado (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)