Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Wise Up Ghost, CD de Elvis Costello and The Roots (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    Un profeta, película de Jacques Audiard (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Un día en el mundo, CD de Vetusta Morla (crítica de Francisco Fuster)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Los medios y la opinión pública (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)
  • Blog

    Maurice Sachs lee a Marcel Proust en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Pedro L. Angosto: Los tiempo lóbregos
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario



















Magazine/Nuestro Mundo
Belice, ecoturismo en el paraíso maya
Por Núria Sintes, miércoles, 4 de julio de 2007
Belice, desde Corozal, al norte, hasta Toledo, al sur, abunda en naturaleza e historia y ofrece actividades muy diversas. Tanto si se viaja solo, en grupo o en familia, las posibilidades son muchas y excelentes. La singularidad del atractivo de este país reside en la fusión del ecoturismo con la visita a las ruinas mayas, es decir, en la combinación del buceo, el relax de las playas, el avistamiento de aves y el senderismo con la exploración de los vestigios arquitectónicos que el mundo maya dejó en su territorio.

El ecoturismo en tierra firme

La naturaleza de Belice es su recurso más preciado y constituye un paraíso para los botánicos, herpetólogos, ictiólogos, ornitólogos y zoólogos en general. Con el apoyo de numerosas organizaciones protectoras del medio ambiente, como la Audubon Society, el Smithsonian Institute y la World Fauna Found, Belice se ha convertido en un líder internacionalmente reconocido en preservación y conservación de la fauna y la flora.

LUGARES DE INTERÉS

Parque Nacional del Cenote Azul

El St. Herman´s Blue Hole National Park (no confundirlo con el Blue Hole que se encuentra en el mar) está a unos 19 kilómetros al sudeste de Belmopan siguiendo la Hummingbird Highway. Blue Hole es un popular lugar de recreo donde el agua, procedente de un afluente que fluye hacia el río Sibun, emerge del fondo de una cueva de aguas subterráneas cuyo techo de piedra caliza se hundió. El cenote resultante contiene aguas de color azul zafiro y tiene unos ocho metros de profundidad. El arroyo se adentra en este paraje de selva y desaparece en el interior de una cueva de aguas subterráneas. En la cueva de St. Herman´s, dentro también de los límites de la reserva, los arqueólogos han encontrado objetos de cerámica, lanzas, antorchas y otros enseres mayas del Período Clásico.

Cokscomb Basin Wildlife Sanctuary

La entrada a este santuario de la vida salvaje se halla en Maya Centre, en la milla 15 de la Southern Highway, en el distrito de Stann Creek. Las oficinas administrativas se encuentran a unos 10 kilómetros al oeste de la mencionada entrada. El santuario comprende unos 400 kilómetros cuadrados de bosque tropical húmedo a unos 100 metros de altura sobre el nivel del mar en el punto más bajo y 1.200 metros en la cima de Victoria Peak. Se fundó en 1984 para ofrecer protección a la población de jaguares, por lo que se le llamó Reserva de Jaguares. Desde que el santuario sirve como lugar a numerosos miembros de esta familia de felinos, existe también una gran población de mamíferos y aves que forman parte de la cadena alimenticia. Es difícil avistar jaguares u otros carnívoros durante la visita, pero la oportunidad de ver herbívoros, aves y una bellísima flora siempre está presente.

Community Baboon Sanctuary

Se halla en la ribera del río Belice, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital, en el distrito de Belice. Hay que seguir la Nothern Highway y tomar un desvío. Consta de casi 30 kilómetros cuadrados de granjas se subsistencia, lo que demuestra el espíritu de coexistencia de los beliceños. Mediante un esfuerzo comunitario, los habitantes y propietarios de las tierras se han comprometido a preservar el hábitat necesario para mantener la población de monos aulladores negros. Gracias al apoyo del World Wildlife fund y Zoological Society of Milwaukee County, en el centro del santuario, en Bermudian Landing, se construyó un pequeño museo de historia natural y un centro de visitantes. Las tierras del santuario son de propiedad privada, por lo que antes de adentrarnos en sus senderos es necesario informarse en el centro de visitantes y contar con la compañía de un guía.

Crooked Tree Wildlife Sanctuary

Se halla a poco más de 60 kilómetros al noroeste de la capital, en el distrito de Belice. Hay que seguir la Nothern Highway y tomar un desvío. Consta de una gran red de lagunas de interior, pantanos y vías fluviales. Se fundó para ofrecer protección a las aves migratorias y residentes. La especie más destacada es la cigüeña jaribú (3-4 metros de envergadura). Black Creek, en el lado sur del santuario, acoge a monos aulladores negros, cocodrilos Moreleti, pizotes y varias especies de tortugas e iguanas.

Parque Nacional Five Blues Lake

Situado en uno de los entornos más impresionantes de las boscosas faldas de las montañas Mayas, este terreno de piedra caliza, agujereado por galerías de cuevas que aún están por explorar, se hala repleto de vida salvaje. Fundado en 1992, comprende 17 kilómetros cuadrados de bosque tropical primario y conserva una enorme riqueza de carácter arqueológico y natural. Five blues es un lago de 60 metros de profundidad, un cenote (sistema de cuevas cuyo techo se hundió, lo que en Belice se conoce como blue hole –cenote azul--) con una vibrante variedad de tonos azules.

Parque Nacional de Guanacaste

Esta extensión de bosque tropical, situada en el lado norte de la Western Hihgway, en su intersección con la Hummingbird Highway, en el distrito de Cayo, recibe su nombre del gigantesco árbol guanacaste que crece cerca del límite sudoeste del parque.

Cordillera Mountain Pine Ridge

Situada al sur de la Western Highway, en el distrito de cayo, esta reserva comprende casi 500 kilómetros cuadrados de superficie. Se accede por la Chiquibul Road, viniendo desde Georgeville, o por la Cristo Rey Road, desde Santa Elena, justo al este de san Ignacio. En el interior de Mountain Pine Ridge Forest Reserve se encuentra Hidden Valley Falls, una cascada con una caída de 480 metros, así como numerosas cuevas, entre las que destacan, por su accesibilidad, las cuevas Río Frío.

Área de Conservación y Gestión Río Bravo

Situada en el cuadrante noroeste de Belice, en el distrito de Orange Walk, consta de más de 800 kilómetros cuadrados de superficie. Su gestión está encaminada a la conservación, investigación, tala sostenible, extracción de productos forestales distintos de la madera, ecoturismo y programas educativos. Muchas especies en peligro de extinción (monos negros aulladores, monos araña centroamericanos, jaguares, pumas, ocelotes, jaguarundíes, tapires, pavos ocelados, venados) han encontrado refugio en esta área de conservación. Éste es también un paraíso para los aficionados a la observación de aves, de las que se han registrado más de 355 especies. Más de cuarenta yacimientos mayas han sido descubiertos en el área; el mayor de ellos es La Milpa, únicamente superado en tamaño por Caracol y Lamanai.

La presencia maya

Belice cuenta con un destacado patrimonio de templos y palacios mayas. La ocupación maya empezó en 1500 a C. Y su decadencia se inició en 900 d. C., pero algunos centros culturales mayas continuaron ocupados hasta tener contacto con los españoles en el siglo XVI. Durante el Período Clásico (250 d. C.-900 d. C.) la población de Belice superaba el millón de habitantes, y se cree que en este tiempo Belice era e centro del mundo maya. Aunque ya no existen grandes centros culturales, una población maya significativa vive todavía en pequeñas aldeas del país, como Altun Ha, Caracol, Cerros, Lamanai, Lubaantun y Xunantunich.

Los tesoros del mar

Belice posee el segundo arrecife de coral más largo del mundo, los principales atolones de fuera de la costa y numerosos manglares; constituye pues el hábitat para un sinfín de aves, peces, mamíferos y reptiles, y un destino de primer orden para submarinistas, biólogos marinos y pescadores. Algunos de los tesoros de las profundidades del mar de Belice son: el Cenote Azul, el Monumento Nacional del Cayo, la Media Luna, la Reserva Marina de Hol Chan, el Parque Nacional del Cayo Pájaro, el Risueño y el Callejón del Tiburón Ray.

GARANTIA DE RESPONSABILIDAD

De la mano de la Asociación de la Industria Turística de Belice (BETA), cuyo cometido consiste en defender y la conservación y la ecología del turismo dentro de Belice. El propósito de BETA es promover el turismo responsable, prever la contaminación, observar de forma continuada los efectos de todo lo anterior y fomentar la educación entre los locales y los visitantes. BETA coopera con y tiene el soporte del Ministerio de Turismo y Medio Ambiente, el Fomento de Turismo de Belice, la Sociedad Belice Audubon, el Zoológico, el Centro para los Estudios Medioambientales y el Programa para Belice.

Otra iniciativa importante es la Asociación de Ecoturismo de Toledo, que además de promover esta modalidad turística agrupa a una serie de casas rurales que ofrecen alojamiento básico para los que quieren conocer el país. Gracias a la actuación de esta entidad, la propia gente de Belice es la que planifica, controla y obtiene beneficios de esta actividad turística.

Desde el gobierno de Belice y varias asociaciones turísticas del país se apoya económicamente y socialmente la sostenibilidad de un desarrollo turístico a pequeña escala, ofreciendo trabajo a la población nativa, consumiendo productos locales y dando guías y pautas a los visitantes en cuanto a medio ambiente y cultura. Además se promueve la educación de los viajeros en geografía, tradiciones, cultura, historia, medio ambiente y arqueología de Belice y se conciencia a los visitantes a no comprar productos o especies que figuren en la lista de especies en peligro, y a prevenir la introducción de especies no indígenas.

Se promueve también la sostenibilidad de todos los recursos, renovables y no renovables, ahorrando en agua y energía, reduciendo la cantidad de residuos sólidos y contaminantes climáticos usando productos duraderos, biodegradables y renovables, y disponiendo los residuos de una manera medioambiental y estéticamente aceptable.

***

Los daros sobre información práctica, precios, cómo llegar y moverse, recomendaciones, consejos sanitarios, direcciones y teléfonos útiles, etc., se pueden encontrar en el libro de Carles Tudurí y colaboradores de Turismo Justo, Turismo responsable: 30 propuestas de viaje (Alhena Media, 2007).

________________________________________________
Nota de la Redacción: agradecemos a Alhena Media la gentileza por permitir la publicación de este capítulo del libro de Carles Tudurí y colaboradores de Turismo Justo, Turismo responsable: 30 propuestas de viaje (Alhena Media, 2007).
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Caída y auge de Reginald Perrin, de David Nobbs (por Ana Matellanes García)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Marcos Vilaseca, autor de Escritos mínimos (por Jesús Martínez)