Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Vladímir Vysotski: Zona Desmilitarizada
  • Cine

    Joseph McBride: Tras la pista de John Ford. Centauros del Desierto
  • Sugerencias

  • Música

    Roll On, CD de J. J. Cale (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    La muerte de la voluntad
  • Blog

    John Wayne en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    La vista desde Castle Rock (por Alice Munro)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Manuel Pérez Otero (foto de Jesús Martínez)

Manuel Pérez Otero (foto de Jesús Martínez)

    AUTOR
Manuel Pérez Otero

    LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO
Barcelona (España), 1965

    BREVE CURRICULUM
Profesor titular de Filosofía en la Universitat de Barcelona desde 2003. Gestiona como puede, con otras pasiones, la convivencia de su dedicación a la filosofía –personal y profesional–. Entre 1985 y 1992, Pérez Otero trabajó como auxiliar administrativo en la seguridad social. Posteriormente, su actividad laboral ha estado vinculada al ámbito académico, siendo primero becario de investigación y, después, profesor

    PUBLICACIONES
Ha publicado (en inglés, castellano y catalán) una treintena de artículos sobre filosofía del lenguaje, teoría del conocimiento, lógica filosófica y metafísica, en revistas especializadas de filosofía. También ha publicado varios libros, entre ellos, Aproximació a la filosofia del llenguatge (2001) y Esbozo de la filosofía de Kripke (2006). La novela Cerca del mundo es su primera obra de ficción




Opinión/Entrevista
Entrevista a Manuel Pérez Otero, autor de Cerca del mundo
Por Jesús Martínez, jueves, 7 de junio de 2012
Antes del principio había un antes. Antes del antes, en el principio de la nada, nada más había. En fin, que antes de que nos emperráramos en ser, la oscuridad absoluta nos envolvía, como un polvorón en un papel parafinado. Así, el antes no existe, puesto que antes es antes en tanto en cuanto nosotros somos y estamos. Manuel Pérez Otero (Barcelona, 1965) es hijo de la lógica y la epistemología, aunque estas se muestren al alumnado como los íncubos y los súcubos de los libros de Nosferatu; algo que más que certezas siembra dudas. Manuel es profesor titular del Departamento de Lógica, Historia y Filosofía de la Ciencia de la Universitat de Barcelona (UB). Ha publicado su primer libro de ficción, la novela Cerca del mundo, que respira la añoranza del humor negro del poeta de oro Francisco de Quevedo: “Es pesimista, pero no del todo. Hay guiños a [René, matemático y físico] Descartes, a [Ludwig, ingeniero y lingüista] Wittgenstein y a Chiquito [De la Calzada, cómico]. Hay melancolía, metaficción, surrealismo, algo de Kafka…”.

Y, además de la literatura, Manuel Pérez Otero se entretiene con el cine, su verdadera vocación frustrada. “Tengo que colgar en YouTube un cortometraje que estoy realizando con unos amigos. Dura tres minutos y se titulará Antes del principio. Pero antes necesitaría acabarlo. La pereza no deja de interponerse”, anuncia Manuel, un hombre aparentemente inconsistente pero que posee la inventiva de Woody Allen, el coraje y la tenacidad del explorador de la Antártida Robert F. Scott y la vana ilusión de los catadores de fábulas, los que meditan sobre cosas y cosillas trascendentales, como lo hace el grupo de rock Siniestro Total: ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿adónde vamos? Estas preguntas, a las que aún no ha hallado respuesta (“en la respuesta estoy”), se acrecientan con otras de su estilo, que se enfrentan con el sentido de la vida y con sus conceptos universales: ¿qué es lo bueno?, ¿qué es la objetividad?, ¿qué quiere decir que el mundo se mueva por la relación de causa y efecto?...

“Supongo que me aficioné a la filosofía porque siempre me ha interesado la búsqueda de respuestas para ciertas preguntas. Por el camino aprendes –con suerte– a perfilar un poco mejor algunas de esas preguntas. Y si ya te esfuerzas mucho, tal vez obtienes respuestas. [...] Tuve la fortuna de toparme con un profesor de filosofía en la enseñanza media que estaba por la labor de incentivar nuestras inquietudes teóricas y, después, con un departamento universitario en la UB [al que pertenece Manuel en la actualidad] excepcionalmente dotado de personal docente e investigador competente.”

Si esas circunstancias hubieran sido muy diferentes, quizá no habría dejado plantado al Instituto Nacional de la Seguridad Social, en el que trabajaba como auxiliar administrativo, para opositar a una plaza de filósofo (“lástima que ahora se intente buscar rédito inmediato a este tipo de carreras que forman el espíritu buscando la comprensión. La filosofía no ha de ser fundamentalmente productiva, tampoco en lo referente a su instrumentalización político-ideológica”). Claro que si, en principio, no hubiera nacido, no habría valido para nada su etimología analítica, porque el antes cuántico se habría confundido con la microestructura del después…

“El corto se titula Antes del principio porque juega con una idea que encontramos, por ejemplo, en hipótesis científicas sobre el origen del lenguaje formuladas por el lingüista Andrew Carstairs-McCarthy: la versatilidad expresiva de lenguajes naturales que no tuvieran verbos. Los personajes de la película hablan sin usar verbos. Y se les entiende bastante bien.”

En la página web Patatabrava.com (“una manera diferente de vivir la universidad”) se recogen “las frase míticas” del profesorado universitario. Una de las más votadas por los estudiantes tiene el sello de Manuel Pérez Otero: “Una verdad es [respecto a la falsedad] como un soltero [respecto al matrimonio]. ¿Hay solteros casados? No. ¿Hay solteros que podrían estar casados? Sí”.

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Las esquinas del aire, de Juan Manuel de Prada (reseña de Alfonso Gota)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Bárbara Alpuente, autora de Más allá de mí: "Si cuentas contigo no hay soledad"