Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Paul Preston: El zorro rojo. La vida de Santiago Carrillo (reeña de Iván Alonso)
  • Cine

    La cinta blanca, película de Michael Haneke (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Abandoneado, CD de Luis Caruana (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Historia y memoria
  • Blog

    Verdi 1874, de José Hierro en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Dacia Maraini: La larga vida de Marianna Ucrìa (Galaxia Gutenberg, 2013)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
The Divine Comedy: <i>Bang Goes the Knighthood</i> (2010)

The Divine Comedy: Bang Goes the Knighthood (2010)

    GÉNERO
Música

    TEMA
Critica de Bang Goes the Knighthood, CD de The Divine Comedy (por Marion Cassabalian)

    FICHA TÉCNICA
Lanzamiento: 2010. Discográfica: Divine Comedy. Composición: Neil Hannon. Producción: Neil Hannon. Grabación: Fergal Davis y Guy Massey. Mezcla: Bill Somerville-Large, Guy Massey y Dan Grech-Marguerat. Masterización: Geoff Pesche. Artistas invitados: Cathy Davey, Thomas Walsh y Tosh Flood. Fotografiá: Pauline Rowan. Diseño: Neil Hannon y Brian Hickey



The Divine Comedy actuando en el Summer Sundae festival, Leicester, 10 August 2007 (fuente: wikipedia)

The Divine Comedy actuando en el Summer Sundae festival, Leicester, 10 August 2007 (fuente: wikipedia)


Magazine/Música
Bang Goes to Knighthood, CD de The Divine Comedy
Por Marion Cassabalian, jueves, 01 de julio de 2010
The Divine Comedy saca su noveno álbum, Bang Goes to Knighthood, fiel a su personalidad y su estilo de siempre. La elegancia y el humor de Neil Hannon están al servicio de temas tan románticos como divertidos, con algunas pequeñas joyas que no dejan indiferentes.
Neil Hannon transmite a todo lo que hace su extrema sensibilidad y su simpática vitalidad. Su música es a la vez romántica con un toque nostálgico, y dinámica con mucho humor. Todo lo que toca lleva su sello personal, como si de una obra de teatro se tratará, una comedia a veces más trágica que cómica que explica sin duda el nombre de la banda que fundó en 1989.



The Divine Comedy: “Tonight We Fly”  (vídeo colgado en YouTube por elbioubiou)

The Divine Comedy se caracteriza por una música muy melódica (casi sinfónica) y un piano omnipresente que recuerda a veces a Tom Waits. Sin embargo la voz clara y el acento impecable de este irlandés del norte en traje y camisa blanca (y bombín en su último álbum), le dan esta faceta tan elegante a unos temas originales y fieles a la imagen de su líder incontestable.

La música es potente con unos ritmos que dan ganas de bailar, reír y gritar (escuchar sin falta “Tonight We Fly” del álbum Promenade una mañana de bajón, no hay mejor remedio para combatir el mal humor) y conmovedora, con unas melodías y canciones de amor que dan ganas de llorar mientras cae la lluvia por la ventana. The Divine Comedy invita en cada uno de sus discos a una película sonora con sus momentos alegres y tristes y un mismo protagonista omnipresente.

A pesar de la fuerte personalidad del cantante, que le da un color único e incomparable a toda su obra, cada uno de los álbumes de The Divine Comedy tiene su interés propio. Después de The Fanfare For the Comic Muse (1989), el primer trabajo de la banda, Neil Hannon compone Liberation (1993) y Promenade (1994), dos discos que confirman la originalidad y la creatividad de este artista que conquistó rápidamente a un público que seguirá siempre fiel a su música.



The Divine Comedy: “The Complete Banker” (vídeo colgado en YouTube por sighkid)

Tendrán que pasar tres años para que los fans puedan escuchar el tercer álbum de la banda, Casanova, un disco ambicioso y potente de una gran calidad. El año siguiente, sale al mercado A Short Album About Love (1997), un disco con ocho canciones de amor compuestas en pocas semanas, que dará lugar a una inmensa gira con orquesta sinfónica. En 1998 sale Fin de siècle (1998). El éxito mitigado de este trabajo invita el artista a componer, con la ayuda de productor de Radiohead, Nigel Godrich, algo diferente, algo quizás más común y más accesible para el público (y con más guitarras) que titulará Regeneration (2001). En 2004, el disco Absent Friends vuelve al original estilo sinfónico y romántico de los años 90 en el que la voz de Hannon es un instrumento clave. El último disco, Victory For the Comic Muse (2006), cuenta con un invitado de lujo, el multi instrumentista francés Yann Tiersen, otro compositor de teatro para los oídos.

Respetando la línea de los discos anteriores, Bang Goes to Knighthood, el último trabajo de The Divine Comedy, está compuesto por un lado de temas melódicos y románticos, y del otro lado, de canciones espontáneas y divertidas.

Temas como “The Complete Banker”, “Neapolitan Girl”, “The Lost Art of Conversation”, “Can You Stand Upon One Leg” o “I Like” son buenos ejemplos del humor de este artista que se ríe del dinero, cuenta sus aventuras debajo de la ducha o habla de mujeres en un tono cómico que recuerda al del cabaret de antaño. “At the Indie Disco”, el single que lanzó este álbum al mercado, es un testimonio alegre de la juventud de Neil Hannon y de sus noches de baile y de ligue.



The Divine Comedy: “At The Indie Disco” (vídeo colgado en YouTube por divinecomedyhq)

Sin embargo, son los temas lentos que hacen de The Divine Comedy un grupo de excepción y de Neil Hannon un gran cantante. “Bang Goes the Knighthood”, el cuarto tema, es tan oscuro y misterioso como une película de amor en blanco y negro que transcurre en el Londres de los años 20. Los coros y el dramatismo del estribillo, sorprenden tanto como conmueven.

Have You Ever Been In Love”, la sexta canción, es agradable y simpática. Los violines le dan el toque liviano y despreocupado de los recién enamorados. Al contrario, el décimo tema, “When a Man Cries”, es extrañamente crudo y pesado, tanto en su parte instrumental como en sus letras, reforzado por el sonido frágil y enigmático de una cajita de música.

Pero una de las mayores características de The Divine Comedy es que incluso sus temas lentos y románticos tienen una energía potente y contagiosa como en el primer tema, “Down In the Street Below” que a pesar de su tristeza dan ganas de saltar. Otro ejemplo es la séptima canción, sin duda una joya y uno de las mejores de este álbum: “Assume the Perpendicular” con una melodía y un ritmo que atrapan y dan enseguida ganas de cantar.

The Divine Comedy es sin duda uno de los grupos más originales del panorama musical actual. Solo por eso, es un placer descubrir las nuevas ideas de Neil Hannon, un artista completo, que compone tan bien como interpreta su arte. Tanto humor y sensibilidad en un mismo hombre no puede dejar indiferente…



The Divine Comedy: “Assume The Perpendicular” (vídeo colgado en YouTube por 1987victorbc)
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    La cabeza del profesor Dowell, de Aleksandr R. Beliáiev (por Ana Matellanes García)
  • Publicidad

  • Autores

    Silbidos de Gloria. Historia de Kurt Savoy, el Rey del Silbido (por Miguel Adrover)