Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Paul Preston: El zorro rojo. La vida de Santiago Carrillo (reeña de Iván Alonso)
  • Cine

    Crítica de Gomorra, película dirigida por Matteo Garrone (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Letter to the Lord, CD de Irma (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    La muerte de la voluntad (por Bernabé Sarabia)
  • Blog

    Aida de Verdi en el Liceo barcelonés (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    El Incendiario, de Miguel Veyrat
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Nick Cave & The Bad Seeds: Dig Lazarus dig!!! (2008)

Nick Cave & The Bad Seeds: Dig Lazarus dig!!! (2008)

    GÉNERO
Música

    TEMA
Dig, Lazarus, Dig!!!, CD de Nick Cave & The Bad Seeds (crítica de Marion Cassabalian)

    OTROS DATOS
Lanzamiento: 2008. Discográfica: Mute Records. Producción: Nick Launay y Nick Cave & The Bad Seeds. Composición: Nick Cave. Grabación y mezcla: Nick Launay, Rich Cooper y Joe Kearns. Diseño: Tom Hingston Studio. Fotografía: David Hughes y Steve Gullick



Nick Cave: Grinderman (2005)

Nick Cave: Grinderman (2005)

Nick Cave: Abattoir Blues / Lyre of Orpheus (2004)

Nick Cave: Abattoir Blues / Lyre of Orpheus (2004)

Nick Cave: Nocturama (2003)

Nick Cave: Nocturama (2003)

Nick Cave: No More Shall We Part (2001)

Nick Cave: No More Shall We Part (2001)

Nick Cave: The Boatman’s Call (1997)

Nick Cave: The Boatman’s Call (1997)


Magazine/Música
Dig Lazarus dig!!!, CD de Nick Cave
Por Marion Cassabalian, lunes, 05 de mayo de 2008
El australiano Nick Cave presenta su último álbum Dig Lazarus dig!!! junto a The Bad Seeds, su banda desde hace más de 25 años. Potente y desgarrador, este disco es una pequeña joya dentro de un panorama musical en el que la mayor parte de los nuevos grupos no consiguen sorprendernos.

Una vez más, uno de los discos más brillante del año es obra de un músico que acaba de cumplir los 50 años. Parece que las nuevas generaciones, excepto quizás bandas como Muse, Franz Ferdinand y espero que algunas más, no logran alcanzar esta potencia que caracteriza el punk-rock de los años setenta.
 
Además de esta fuerza en cuanto a lo instrumental se refiere, las letras de los jóvenes compositores de hoy (salvo excepciones) son incomparables con lo que escriben muchos de los artistas nacidos hace medio siglo. Dicen que en el cine pasa lo mismo: Jonnhy Deep y Julia Roberts, según sondeos, son los actores más vistos y respetados del público… ¿Qué está pasando? ¿A las jóvenes generaciones les falta inspiración o simplemente talento? Sin embargo, los buenos ejemplos abundan…

El último disco de Nick Cave & The Bad Seeds, Dig Lazarus dig!!!, tiene este color tan característico de la época, con estas guitarras apenas distorsionadas que recuerdan sus mejores años con esta banda. Los sonidos que se esconden tras cada tema son tan variados como la diversidad de instrumentos (viola, vibra-slap, cascabeles, congas, maracas, tamborín, laúd, banjo, guitarra acústica, etcétera) que tocan los ocho músicos que participan en este álbum. El piano, instrumento que solía tener bastante protagonismo en las últimas composiciones de Cave, solo está presente en este disco a través del órgano.

Nick Cave & The Bad Seeds: Dig, Lazarus, Dig!!! (colgado en YouTube por MuteChannel)

La voz de Nick Cave es más grave y redonda que nunca. Sus letras, profundas y provocativas, se inspiran en este álbum en la resurrección de Lázaro de Betania además de los típicos temas que persiguen al músico en todos sus trabajos: locura, religión, drogas, sexo y los Estados Unidos. Su estilo sigue siendo el mismo, irreconocible entre mil: oscuro, espiritual, bohemio, urbano y con una sensibilidad aparte.

La potencia de ciertos temas como el primero “Dig,Lazarus, Dig!!!” y el octavo “Lie Down Here (& Be my Girl)” -este último con los gritos estridentes y casi histéricos de la guitarra de Warren Ellis- atrapan desde el primer momento. Otras canciones, como “Jesus On The Moon”, “Hold On To Yourself” o “Moonland”, son pequeñas joyas por su color y el ambiente que recrean.

A lo largo de su carrera, que empezó cuando tenía apenas 16 años, Nick Cave ganó cada vez más protagonismo, imponiéndose como un compositor e intérprete fuera de lo común, cuya personalidad (y su adicción a la heroína, ahora superada) se refleja en sus trabajos, sean quienes sean los músicos que  lo acompañan.

Nick Cave & The Bad Seeds: Lie Down Here & Be My Girl (vídeo colgado en YouTube por thesoulbreath)

Su primera banda se llamaba The Boys Next Door. Corría el año 1977. Con ellos, Cave exploró el mundo del punk, inspirándose en los Ramones y Bowie, pasando por una infinidad de grupos que poblaba la escena post-punk de Melbourne a finales de los años setenta. Las danzas frenéticas de Cave en sus actuaciones en vivo, su elegancia a la hora de vestirse y sus letras provocativas terminaron de definir su personalidad frente a un micrófono. Rápidamente, Melbourne se hizo pequeña para este artista con una curiosidad desmesurada y Cave embarcó su banda bajo el nuevo nombre de Birthday Party, primero hacia Londres y luego hacia Alemania.

Fue en Berlín, en 1984, cuando nacieron Nick Cave & The Bad Seeds. El nombre del grupo refleja la independencia que necesitó entonces tomar Cave para componer. De hecho, sus letras se hicieron cada vez más narrativas y alocadas. Durante su estancia en Alemania, la banda sacó cuatro discos: The Firstborn Is Dead, Kicking Against The Pricks, Your Funeral… My Trial y Tender Prey.

Unos años después, Cave se mudó a Brasil dónde grabó una de sus obras cumbres, un disco titulado The Good Son (1990). Particularmente lírico y orquestal, este álbum rompió con el furor que le caracterizaba, lo que le valió muchas críticas de parte de sus fans.

 

Nick Cave & The Bad Seeds: Moonland (Plug Awards Pro Shot) (vídeo colgado en YouTube por thesoulbreath)

En 1993, Cave regresó a Londres con The Bad Seeds y recuperó el sonido potente y desgarrador de sus comienzos con discos como Live Seeds o Let Love In. En 1996, Nick Cave & The Bad Seeds sacaron el álbum Murder Ballads con un dúo con PJ Harvey y otro con su compatriota Kylie Minogue (dos cantantes con las que Cave mantuvo una relación amorosa). Siguieron tres buenos discos: The Boatman’s Call (1997), No More Shall We Part (2001) y Nocturama (2003).

Dig, Lazarus, Dig!!! es el decimocuarto álbum de Nick Cave & The Bad Seeds. Fue producido por ellos mismos junto a Nick Launay, con quien ya habían trabajado en su penúltimo trabajo, Abattoir Blues / Lyre of Orpheus en 2004, un doble álbum que tuvo mucho éxito; casi tanto como el siguiente, el increíble disco Grinderman (2005), en el que Cave se rodeó de tres de los Bad Seeds para volver al blues más primitivo.

La fuerza e inspiración de Nick Cave son definitivamente inagotables. Este músico no para de sorprendernos con trabajos cuya calidad parece aumentar con el tiempo… ¡como los buenos vinos!

Nick Cave and the Bad Seeds: Lest I Shiver (vídeo colgado en YouTube por MuteChannel)

Nick Cave & the Bad Seeds: Place Your Hands Upon The Table (vídeo colgado e YouTube por MuteChannel)

 

 

 


 

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Posguerra, de Tony Judt (reseña de Rogelio López Blanco)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Carme Lafay, autora de Rojo mar (por Jesús Martínez)