Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
Historial de visitas

· Un beso robado (Visitas 1)
  • Novedades

    Una lectura de “Lo que dijimos nos persigue” (Pre-Textos, 2013), de Nikola Madzirov
  • Cine

    Carancho, película de Pablo Trapero (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    One Man Band, CD de James Taylor (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Contra el imperialismo cultural
  • Blog

    ¿Qué fue la Guerra Fría? ¿Vuelve la Guerra Fría? (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Álvaro Petit Zarzalejos: Once noches y nueve besos
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario




    AUTOR
Juan Manuel de Prada

    GÉNERO
Biografía

    TÍTULO
Las esquinas del aire. En busca de Ana María Martínez Sagi

    OTROS DATOS
Barcelona, 2000. 578 páginas. 2900 pesetas.

    EDITORIAL
Planeta




Reseñas de libros/Ficción
Un beso robado
Por Alfonso Gota, sábado, 3 de marzo de 2001
Juan Manuel de Prada reconstruye la biografía de Ana María Martínez Sagi, poetisa, atleta, sindicalista, creadora ante todo, una mujer de aquélla España truncada de los años treinta.
Las esquinas del aire, además de ser un hermoso título para un libro, son usadas por Juan Manuel de Prada como la imagen adecuada para que comprendamos de qué forma escurridiza Ana María Martínez Sagi se escabulle de la mirada de la historia. Ana María, poetisa, atleta, sindicalista, creadora ante todo, se distingue como un emblema de la España que se avecina, como una vanguardia de la mujer de los años treinta que exige su lugar. España, el emblema, la vanguardia y Ana María llegan al fin, pero como lo hacen las cosas reales, soportando el gesto displicente de la memoria.

La mujer que busca de Prada es una persona real y su biografía es la que leemos, sin embargo este libro no es una biografía. El protagonista y narrador no corresponde realmente al autor, aunque su rostro, casi inevitablemente, lo tomemos de la solapa de la portada para otorgárselo a este principal personaje, que no lo es de una novela. En la introducción el propio autor se esfuerza para definir la vaguedad del género que aborda, escogiendo el “quest”, término que propone traducir como “biografía detectivesca”.
En efecto, Las esquinas del aire es muchas cosas, pero especialmente (vaya como pista) una estupenda investigación histórico-biográfica

Con un léxico abundantísimo y a veces algo cultista, las manos lasas y pacientes del erudito llenan con facilidad las páginas, que aumentan en número con el impulso que les confieren las transcripciones literales de los textos aludidos, que en unas ocasiones descargan y en otras sobrealimentan el cauce de la narración.

En efecto, Las esquinas del aire es muchas cosas, pero especialmente (vaya como pista) una estupenda investigación histórico-biográfica, que ataca el mercado literario con las armas de un gran narrador dotado de emotivas y elegantes maneras líricas, que nos lleva cómodamente por sus páginas, como en un agradable paseo, leyendo por el gusto de leer, descubriendo al final que nos ha robado un beso y esos besos, ya se sabe, hay que recibirlos para saber si lo estábamos deseando, si no le encontramos sabor, si moriremos besando a ese ladrón o si se lleva una bofetada.
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    La cabeza en llamas, de Luis Mateo Díez (por Ana Matellanes García)
  • Publicidad

  • Autores

    Ficciones de clase. Encuentro con Antonio Muñoz Molina (por Rosario Sánchez Romero)