Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Mala, CD de Devendra Banhart (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    La cinta blanca, película de Michael Haneke (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Living Proof, CD de Buddy Guy (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Cuba, de Hugh Thomas (reseña de Pablo Mediavilla Costa)
  • Blog

    “¡La duquesa de Langeais ha muerto!” (Un cuento breve para Balzac) (Blog J. A. González Fuentes)
  • Creación

    Mario Luzi: Honor de la verdad
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario



















Creación/Creación
El semen de la luz (fragmentos)
Por Manuel Crespo, sábado, 27 de enero de 2001
Estos poemas pertenecen a la obra, áun inédita, El semen de la luz, tercer poemario de Manuel Crespo.



Sufre la piedra en la batiente helada
y el reptil que cavila en la palmera.

Me inundo gota a gota en la ribera.

Ataca temporal, conozco tu duración.
Viejas armas colgadas del paisaje.

En isla de venas abiertas
el sol se ha habituado a su frescor
y el arrebato es este otoño que arde.





Quiero palpar.
El límite del viento acecha,
acecha la ignorancia contenta con cáscaras de fiebre.

Veo las redes de la sombra,
las larvas que en lo lóbrego flamean,
ceniza agrupándose en el arrecife.

Resignado a los jirones de duende,
incompleto,
nada sé de la arena ni el albatros.





Dormido sobre la horizontal del canto
el relámpago es dulce.
Llamas que el incendio anula,
construcciones de distancia y limbo.

Sordo en la jaula atisba las pisadas
remoto encuentro a lomos del camino.

Anverso señal.
Reverso alud.

Aquí la desnudez brotando de las hojas.




  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Huida y fin de Joseph Roth, de Soma Morgensten (reseña de Miguel Martorell)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Martín-Loeches: “Todo, absolutamente todo, está en el cerebro” ( por MªJosé de Acuña)