Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Paul Preston: El zorro rojo. La vida de Santiago Carrillo (reeña de Iván Alonso)
  • Cine

    Un profeta, película de Jacques Audiard (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Bas As Me, CD de Tom Waits (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    La izquierda en México (por Renward García Medrano)
  • Blog

    La Fura dels Baus: aquelarre que te hace otro (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Poemas de Daniel Riu
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario




    GÉNERO
Música

    TEMA
Rock: C’mon C’mon de Sheryl Crow (comentario de Marion Cassabalian)

    OTROS DATOS
Discográfica: Polygram.
Lanzamiento: 2002.
Artistas invitados: Lenny Kravitz y Natalie Maine













Magazine/Música
Un homenaje a sus raíces
Por Marion Cassabalian, lunes, 10 de junio de 2002
C’mon C’mon, el último disco de Sheryl Crow, aparece como un homenaje a la música con la cual creció: rock pop clásico, con influencia country y un toque de música electrónica. De esta mezcla, acompañada de su linda voz, nace un álbum agradable pero con poca personalidad.
Sheryl Suzanne Crow nació en Kennet, estado de Misuri en los Estado Unidos, hace casi 40 años. Creció rodeada de músicos, sus padres tocaban la trompeta y el piano en la banda de jazz de su pueblo, y a los 5 años empezó con las clases de piano. A los 13 ya componía su primera canción. Su carrera profesional arrancó más tarde, cuando Sheryl, a los 24 años, se mudó a Los Ángeles en busca del éxito. Tuvo mucha suerte y acompañó a Michael Jackson como corista en su gira "Bad Tour". Su hermosa voz le permitió trabajar para grandes nombres del rock de la época como George Harrison, Bob Dylan, Rod Stewart y Joe Cooker, pero también compuso temas para Eric Clapton (con quien mantuvo una relación personal), Wyonna Judd, Don Henley y Lisa & Cult Jam.

Pero todos estos contactos no le permitieron arrancar como solista y Sheryl Crow tardó años antes de estrenar su propio disco. En 1993, sale por fin Tuesday Night Music Club, su primer álbum, tranquilo y lindo, compuesto de temas interpretados en el bar del mismo nombre, en el cual toca la guitarra, el bajo y el piano. Un año mas tarde, llega el éxito: su famoso single "All I wanna do" sale a la calle. De repente, Sheryl Crow se convierte en la mimada de los Grammys y recibe tres como Disco del Año, Mejor Performance Pop Femenina y Revelación. Su secundo disco Sheryl Crow, compuesto en 1996, bastante idéntico al primero, también le proporciona dos Grammys. Dos años mas tarde, Sheryl estrena su tercer disco, The Globe Session, con tres covers de Bob Dylan y consigue otro Grammy más. Por fin llega la grabación en vivo, en 1999, Live from Central Park con invitados como Eric Clapton, Sarah Lachlan y las Dixies Chicks.

Con su ultimo disco, C’mon C’mon, compuesto este año, Sheryl Crow parece volver a sus raíces. Los once temas de este álbum son todos del mismo estilo, rock pop clásico, con una ligera influencia country, muy típico de la música del sur de los Estados Unidos. Destacan tres baladas: "It’s so easy" acompañada de un piano melancólico; "Weather Channel", con guitarra blusera; y "Missing", agradable pero bastante superficial. Su voz, bella pero un poco liviana, no logra levantar los temas, faltan sentimientos y profundidad, menos en el noveno y mejor tema del disco titulado "Diamond Road". Acompañada por invitados como Lenny Kravitz y Natalie Maines, Sheryl Crow intenta agregar música electrónica en su tema "Lucky Kid" y guitarra pesada en "Over you", pero sin mucho éxito. Aunque Sheryl nos habla en este último trabajo de "ganas de aventura" y de "cómo se siente uno cuando se hace mayor", según una entrevista concedida en Madrid durante una fugaz visita de la cantante, este disco, como los anteriores, sigue siendo demasiado clásico y comercial.

Es una pena que Sheryl Crow, con su experiencia, su talento de músico, su linda voy y hermosa carita, no logre sorprendernos.
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Federico de Onís: Antología de la poesía española e hispanoamericana (1882-1932)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Germán San Nicasio autor Diario de un escritor delgado