Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Marc Antoni Broggi: Por una muerte apropiada (reseña de Bernabé Sarabia)
  • Cine

    Si la cosa funciona, película de Woody Allen (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    Dig Lazarus dig!!!, CD de Nick Cave (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Problemas de los emigrantes africanos en Europa (por Inongo vi-Makomé)
  • Blog

    El retorno del poeta Manuel Arce según Luis García Jambrina en ABC (Blog J. A. González Fuentes)
  • Creación

    Quietud en el aire, por Alejandro Krawietz
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Pintada “Maura sí” en la entrada del Congreso de los Diputados, Madrid, 19 de mayo de 1914

Pintada “Maura sí” en la entrada del Congreso de los Diputados, Madrid, 19 de mayo de 1914

    GÉNERO
HISTORIA

    TEMA
Exposición Regeneración y Reforma. España a comienzos del siglo XX (comentario de Margarita Márquez Padorno)

    OTROS DATOS
Comisarios: Mercedes Cabrera y Javier Moreno Luzón (profesores de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Sociales y Políticos en la Universidad Complutense de Madrid).
Lugar: Sala Fundación BBVA, Plaza de San Nicolás, 4. Bilbao.
Duración: del 30 de abril al 2 de junio de 2002.




Dibujo de mis amigos. Ignacio de Zuloaga.

Dibujo de mis amigos. Ignacio de Zuloaga.

Manifestación por la República. Estruch

Manifestación por la República. Estruch

Estandarte de la Sociedad de Obreros Constructores de Carruajes de Madrid

Estandarte de la Sociedad de Obreros Constructores de Carruajes de Madrid

Salón de los pasos perdidos del Senado. Asterio Mañanós

Salón de los pasos perdidos del Senado. Asterio Mañanós

Cubierta del libro Ereintza de Engracio de Arantzadi

Cubierta del libro Ereintza de Engracio de Arantzadi

Pupitre ergonómico de la Institución Libre de Enseñanza

Pupitre ergonómico de la Institución Libre de Enseñanza

Proyecto de Monumento-Montaña a Joaquín Costa. Ramón Acín

Proyecto de Monumento-Montaña a Joaquín Costa. Ramón Acín

Casa Codorniú. J. Tubilla

Casa Codorniú. J. Tubilla


Magazine/Cine y otras artes
La crisis no es el desastre
Por Margarita Márquez Padorno, domingo, 5 de mayo de 2002
Regeneración y Reforma lleva en sus salas una revisión histórica de los primeros años del siglo XX; no es la España dolorida y maltrecha recién salida del desastre que supuso la pérdida de las colonias, sino un país que apuesta por las reformas y que intenta acortar distancias con la vanguardia de Occidente. De esta reforma nacida de los distintos intentos regeneracionistas, que calaron todo el país en sus ámbitos sociales, culturales, económicos y políticos versa la muestra que se expone en la Fundación BBVA en el Paseo de la Castellana madrileño (una avenida, por cierto, creada gracias al regeneracionismo).
A través del sepia del tiempo, de los óleos y del olor que llevan las cosas viejas, un grupo de grandes historiadores de la última España nos invita a dar un paseo por los primeros años del siglo XX. En él vamos a descubrir viejos conocidos, tradiciones que nos han dejado nuestros mayores, con los que nos reencontraremos a través de fotos, óleos, libros, monedas y objetos con una especial carga histórica. Pero esta vez hay algo más importante entre ellos: es el gesto, la forma en la que ahora nos narran estos sucesos, pues conforman una visión renovada de episodios que en muchos casos siguen siendo grandes desconocidos.

¿A qué nos suena el 98? Irremediablemente acudimos al adjetivo crisis. La del 98, el desastre, la generación brillante que lloró la pérdida... Sí, crisis. El final del siglo XIX es para España una crisis, pero éste no es un término estrictamente negativo. Si nos ceñimos a las definiciones del diccionario, veremos que las cinco primeras acepciones del término hablan de mutación o de momento decisivo; una fase de un problema médico, físico o político que lleva a un desenlace, sea este positivo o negativo. Este es el sentido que los comisarios de la exposición Regeneración y Reforma. España a comienzos del siglo XX, buscan demostrar en sus salas, es decir, que nuestro país entró en crisis pero no para el desastre, que el 98 fue un punto de inflexión, pero no el de la pérdida del tren de la modernidad. La regeneración no es solo el lamento por las catástrofes que la nación estaba sufriendo, sino sobre todo es Reforma.
A comienzos de la primera guerra mundial, España había acortado las vertiginosas distancias que le separaban en el XIX de los países más avanzados. La sociedad se vio sacudida por estos cambios que provenían de una renovada economía y de una política que tenía en Maura y Canalejas, los líderes de los dos grandes partidos de la Restauración, el Conservador y el Liberal, a dos grandes adalides de la regeneración del país

De estos proyectos de reforma que abarcan la política y la sociedad durante los catorce primeros años del siglo nos habla la muestra que se abre a diario en el centro de Madrid para que levantemos esas nubes negras que, dispersadas por los acontecimientos funestos coetáneos y posteriores, nos impiden ver las transformaciones que en los terrenos económico, social, cultural y político se llevaron a cabo. Gracias a ellas, a comienzos de la primera guerra mundial, España había acortado las vertiginosas distancias que le separaban en el XIX de los países más avanzados. La sociedad se vio sacudida por estos cambios que provenían de una renovada economía y de una política que tenía en Maura y Canalejas, los líderes de los dos grandes partidos de la Restauración, el Conservador y el Liberal, a dos grandes adalides de la regeneración del país. Por otro lado, los imperativos de cambio que venían de fuera, también entraron a través de los nuevos movimientos sociales y culturales.

La exposición se distribuye a los largo de cinco salas que muestran los ámbitos de estas grandes reformas o voluntades de reforma: la primera se dedica a la inteligencia, donde se habla del nacimiento de los intelectuales como grupo; ocupan la segunda sala los cambios económicos y las fuerzas sociales; conservadores y liberales ocupan respectivamente las salas tercera y cuarta , dejando para la última la política de masas.

Todas ellas están llenas de objetos muy variados que ofrecen un entretenido recorrido por los avatares de estos años: pintura, documentación, periódicos, libros, monedas, sellos, fotografías, maquetas, banderas, incluso objetos personales. Cada uno contiene una pormenorizada explicación que nos hace más familiar su presencia. La “recolección” de los comisarios por toda la geografía española, buscando en archivos privados, casas particulares, grandes colecciones o museos, se ve compensada por el interés y la curiosidad que los visitantes muestran por ellos. Es gratificante ver cómo a través de los detalles se llega a la comprensión de la obra en general.

Regeneración y Reforma no es sólo una muestra para versados en la historia contemporánea, no es únicamente un foro de debate entre expertos que aún discuten cómo entender estos años. Es algo mucho más significativo, porque invita a cualquiera que sienta un mínimo de curiosidad por su pasado a reflexionar sobre su historia, arroja una luz muy importante sobre los primeros años del siglo XX en España y ayuda mostrando retazos del ayer a comprender mejor nuestro presente.
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Memorias de Víctor Klempererer
  • Publicidad

  • Autores

    Julio Camba: Mis páginas mejores (por Francisco Fuster)