Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
Historial de visitas

  • Novedades

    Entrevista a Francisco Catena, autor de Por el Cielo, Norma Jeane (por Jesús Martínez)
  • Cine

    Avatar, película de James Cameron (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    The Age of the Understatement, CD de The Last Shadow Puppets (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    El subcomandante Marcos y la izquierda
  • Blog

    Alfonso Costafreda, el poeta que lo fue (blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Pedro L. Angosto: Los tiempo lóbregos
Autores
Secciones
Temas
De
Hasta
Contiene
Autores
Temas
De
Hasta
Contiene
07.06.2012
Ana María Navales: <i>El final de una pasión</i> (Bartleby, 2012)
Ana María Navales: El final de una pasión
Creación / Creación
Con El final de una pasión Ana María Navales sella, aunque de forma abrupta –no se olvide que estamos ante una novela póstuma interrumpida por la muerte–, la «pasión» que cimentó su trayectoria creativa. Me refiero a la curiosidad –fruto quizá de un «virus» adquirido en la London Library– por el universo Bloomsbury: sus gentes, sus paisajes, su ideología y, más en concreto, por la figura de Virginia Woolf, en la que Navales encontró a la interlocutora –¿alter ego de ciertos rasgos de su carácter?– que la acompañó hasta sus últimos días. En su novela, y a través de la técnica narrativa del manuscrito encontrado –cuando no robado–, Navales entra de lleno en lo que constituyó su empeño último, según sabemos quienes tuvimos la suerte de tratarla: explorar la compleja relación entre Virginia y su hermana, pintora y miembro también de Bloosmbury, Vanessa Bell (por Marta Agudo)
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Epistolario de María Zambrano a Gregorio del Campo (por Rogelio Blanco Martínez)
  • Publicidad

  • Autores

    Antonio Crespo Massieu desafía la desmemoria con su estremecedora Elegía en Portbou