miércoles, 01 de noviembre de 2006
Harry Shapiro: “Historia del rock y las drogas” (Ma Non Troppo, 2006)
Autor: ojosdepapel - Lecturas[3469] Comentarios[2]
Una exhaustiva y certera exploración de las relaciones entre la vida y las obras de los músicos y sus experiencias con las drogas

www.ojosdepapel.com

Título: Historia del rock y la drogas. La influencia de las drogas en la música popular, desde el jazz hasta el hip-hop
Autor: Harry Shapiro
Editorial: Ma Non Troppo (Ediciones Robinbook)
Lugar y fecha: Barcelona, 2006
Páginas: 352
Precio: 22 €

La historia del rock y las drogas es una exhaustiva y certera exploración de las relaciones entre la vida y las obras de los músicos y sus experiencias con las drogas. Hoy, pocos dudan de que la historia del jazz, el rock y otras músicas populares pueda entenderse sin conocer la influencia que en ellas tuvieron y tienen las drogas y los estilos de vida asociados a su consumo. Desde la irrupción paralela del jazz y de la marihuana, ya hacia 1920, cada avance e innovación creativa dentro del extenso panorama del jazz, el rock, el blues y los demás géneros musicales ha venido acompañado de nuevas modas y hábitos respecto al consumo de uno u otro tipo de drogas. Este libro es una crónica detallada y rigurosa de dichas tendencias, así como de su origen, su significado y sus repercusiones en el arte musical, las corrientes culturales y los modos de vida de cada periodo.

Así, descubrimos lo alejado que estaba el uso inspirador y relajante de la marihuana en músicos de jazz como Louis Armstrong, Duke Ellington o Dizzy Gillespie y la mayor carga obsesiva que suponía la heroína para Charlie Parker o Billie Holiday. Presenciamos también la carrera a los infiernos de Elvis Presley, consumidor de anfetaminas y todo tipo de barbitúricos, o el complejo sentido religioso, cultural y hasta político que tiene el consumo de ganja” en la música reggae, con Bob Marley y Peter Tosh como adalides. Lugar destacado ocupa el LSD y la era psicodélica de los sesenta y primeros setenta, o el mito de que los raperos hacen sobre todo un uso utilitarista de las drogas, como traficantes, y de que no se dejan caer fácilmente en la adicción.

El autor analiza también a músicos que han sido marcados con el sello de "malditos", como Janis Joplin, Noel o Liam Gallagher, Johnny Rotten o Keith Richard, así como el trasfondo de la adicción a la cocaína de músicos que marcaron un hito, como Fredy Mercuri, Marvin Gaye, Phil Spector o Elton John. No obstante, también hay lugar en este libro para retratar la posterior actitud de crítica hacia el abuso de drogas de personajes como Pete Townshend, Elvis Costello, Bruce Springteen, Frank Zappa y algunos ex Beatles.

Harry Shapiro es autor de interesantes biografías como las de Eric Clapton, Alexis Korner y Graham Bond. En colaboración con Caesar Glebeek ha escrito la biografía de Hendrix, Electric Gypsy. Además, Shapiro es director de comunicaciones de DrugScope, ONG británica de información y desarrollo de programas para paliar los problemas derivados de la drogadicción.


Comentarios
30.08.2009 0:01:33 - rosa



muy buen libro


08.04.2011 4:41:27 - Chinca Salas



No creo que ninguna droga sea o sirva para fines de inspirar a alguien, mundo plagado de alucinaciones, reacciones retorcidas, violentas, conflictiva en la familia, a los que estan a su alrededor, ¿relacion?, la adiccion tiene muchas causas, motivos, la gente deliberadamente consume porque le gusta estar entre humo, soñar un mundo colmado de gente dormida, suicidas, comportamiento que les lleva a cruzar limites mas alla que los motivos para inspirarse, relajar la tension; el habito del consumo es llevado por los adictos por dependencia, fracasos, derrotas y buscan esconderse entre alucinaciones, actuan de manera demencial, llegan al crimen, a cometer actos vandalicos, llegan a la carcel y salen peor de como entraron, al salir siguen su rutina, no acuden a la rehabilitacion, pagan lo que le pidan por la sustancia que le llevara a otra estancia donde la muerte es el limite.