miércoles, 18 de octubre de 2006
Edward Malefakis (dir): “La Guerra Civil española” (Taurus, 2006)
Autor: ojosdepapel - Lecturas[2341] Comentarios[0]
21 historiadores presentan un análisis completo de la Guerra Civil española y no dudan en abordar los aspectos más controvertidos y polémicos, incluso las recientes campañas revisionistas sobre los orígenes de la guerra

www.ojosdepapel.com

Título: La Guerra Civil española
Autores: Edward Malefakis
Editorial: Taurus
Lugar y fecha: Madrid, 2006
Páginas: 702
Precio: 22,50 €

Siete décadas después del estallido de la Guerra Civil (1936-1939), ha transcurrido tiempo suficiente para poder superar las pasiones y los rencores que suscitó, y emprender un análisis riguroso y objetivo de sus orígenes, su trayectoria y sus consecuencias.

Con este fin, veintiún historiadores de primerísima fila se han unido por primera vez en este libro único tanto por el prestigio de sus autores, como por la calidad de sus contribuciones al mismo. Algunos españoles, otros extranjeros, de procedencias políticas distintas, y de edades y antecedentes variados, los que participan en este libro no dudan en abordar los aspectos más controvertidos y polémicos de la Guerra Civil, incluso las recientes campañas revisionistas sobre los orígenes de la guerra. Por el alto nivel de sus conocimientos, la sensibilidad y seriedad con la que se acercan a sus temas, y la diversidad de sus puntos de vista, han conseguido producir uno de los mejores, más originales y más interesantes análisis disponibles sobre esa gran tragedia española.

Además del coordinador, Edward Malefakis, participan en esta obra Rafael Abella, José Álvarez Junco, Julio Aróstegui, Gabriel Cardona, Raymond Carr, Juan Pablo Fusi, Fernando García de Cortázar, Gabriel Jackson, Santos Juliá, Juan Marichal, Pablo Martín Aceña, Stanley Payne, Alberto Reig Tapia, Luis Romero, Ramón Salas Larrazábal, Hugh Thomas, Manuel Tuñón de Lara, Javier Tusell, Enrique Ucelay da Cal y Ángel Viñas.

Edward Malefakis (Estados Unidos, 1933) ha tenido contacto constante con España desde 1961, cuando vivió en Madrid con una beca Fulbright. Fue profesor de Historia contemporánea de Europa en la universidad de Michigan, en la North Western University y en la Universidad de Columbia (Nueva York), de la que es catedrático emérito desde hace dos años. Su obra más importante es Reforma agraria y revolución campesina en la España del siglo XX y en el año 2000 recibió el Premio Internacional Elio Antonio de Nebrija de la Universidad de Salamanca. Actualmente, está asociado al Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset.

De la entrevista de José Andrés Rojo a Edward Malefakis para El País (11-10-2006) con motivo de la aparición del libro, destacan estas dos cuestiones:

¿Qué validez otorga a quienes señalan la revolución de Asturias de 1934 como el verdadero origen de la guerra?

Aquella revolución se proyectó en 25 o 30 lugares y sólo se produjo en uno de ellos, Asturias. Fue sofocada de inmediato por el Ejército en una acción digamos que de rutina, sin grandes despliegues ni excesivas bajas (unos 1.100 muertos). Es la mayor prueba de que era imposible que triunfara la revolución en España. Para que pueda imponerse un cambio tan radical, la descomposición del Estado tiene que ser muy profunda. Es lo que ocurrió en la Rusia de 1917. Salía de una guerra atroz de tres años con millones de bajas y sufría el colapso de sus fuerzas militares y policiales, y también civiles. Los bolcheviques eran, además, una fuerza decidida con un programa claro. Nada de eso pasaba en España.

Pero hubo algunos líderes que proclamaban la revolución...

Es increíble que Largo Caballero siguiera defendiendo la revolución después del fracaso de octubre. Sus provocaciones fueron una irresponsabilidad y contribuyeron a crear el ambiente propicio para que unos cuantos generales se levantaran con la excusa de salvar a España del comunismo.

A continuación transcribimos el breve Prólogo del libro, redactado por Edward Malefakis en mayo de 2006:

Este libro tiene origen en una serie de artículos monográficos aparecidos en la edición dominical de El País en 1986, señalando el quincuagésimo aniversario del estallido de la Guerra Civil. La fecha es significativa, porque en 1986 se daba por primera vez la situación adecuada para que España pudiera conmemorar, en un clima de democracia plena, un aniversario de aquel dramático acontecimiento. Y dado que la edición dominical de El País en aquel momento ya estaba aproximándose al millón de lectores, lo que allí publicábamos podía llegar a más personas que ningún otro texto sobre la guerra publicado con anterioridad. Estos dos factores nos hicieron plantearnos la tarea con gran ilusión. Nos constaba que muchas de las cosas que decíamos se decían por primera vez para un público tan amplio. Y pusimos todo nuestro empeño en expresarnos con la seriedad y la objetividad que la ocasión requería.

Por otra parte y como en cierto sentido la serie también implicaba una especie de celebración de la nueva democracia española, tratamos de reflejar tanto la diversidad de puntos de vista como la moderación que esta democracia había traído consigo. Los autores invitados a participar procedían de muy diversos grupos de edad, de diferentes zonas y de orientaciones políticas dispares. Lo único que tenían en común era su reputación de hacer las cosas muy bien: creemos sinceramente que pocas veces se han reunido en una obra colectiva tantos estudiosos de tanto prestigio.

Casi todos los colaboradores estaban relacionados con el mundo académico, pero la obra no tenía vocación erudita, de ahí que se presentara sin notas ni bibliografía. No obstante, tampoco se trataba de una obra de divulgación periodística, aunque apareciera en un periódico. A nuestro parecer, el resultado final es una combinación bastante insólita de los mejores aspectos de lo periodístico y lo académico.

La serie gozó de considerable éxito en El País. En 1996, decidimos sacar una versión actualizada en forma de libro para conmemorar el sexagésimo aniversario del comienzo de la Guerra Civil y para incorporar nuevos datos y estudios que habían aparecido. Ahora, diez años más tarde, hemos decido no sólo revisar lo ya escrito sino también llenar varias lagunas que existían en la edición anterior. Para llenar estos vacíos, hemos añadido tres capítulos: uno de José Álvarez Junco sobre el uso de la simbología nacionalista en ambos bandos —no sólo en el franquista—; otro de Pablo Martín Aceña sobre los aspectos económicos de la guerra, y uno que firmo yo, en el que pretendo hacer una reflexión sobre la actuación de la República antes de la guerra e intento evaluar las recientes campañas revisionistas que están teniendo lugar sobre los orígenes de ésta.

Con estos importantes añadidos y con veintiún historiadores de primera línea, hemos decidido cambiar ligeramente el título, para indicar que se trata de un libro nuevo. Hemos remplazado el título algo indirecto anterior (La guerra de España) por otro más directo: La Guerra Civil española. Esperamos que los lectores encuentren este libro aún más valioso que su antecesor, y que ayude a aclarar las dudas que siguen existiendo sobre esta máxima tragedia.

Antes de terminar este prólogo quiero dar las gracias a María Cifuentes y Ana Bustelo, de Taurus, por su ayuda en la preparación de este libro; a Juan Pablo Fusi y a Santos Juliá por sus valiosos consejos; y al Instituto Ortega y Gasset por darme un hogar fuera del hogar, donde puedo trabajar cuando estoy en Madrid.

Aún más importante, todos los historiadores que hemos contribuido a este libro queremos dedicarlo a la memoria de tres colegas y amigos, Ramón Salas Larrazábal, Manuel Tuñón de Lara, y Javier Tusell, que ya no están con nosotros. Ausentes ellos, su trabajo sigue informando e inspirándonos.

La editorial proporciona el Indice de la obra, donde aparecen los temas que aborda cada uno de los colaboradores del libro.


Comentarios