domingo, 29 de junio de 2008
El fútbol y España: cuestión de carácter. El 2º mejor equipo de la historia de la Eurocopa
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[1701] Comentarios[1]
Analizando los resultados de las Eurocopas de 1960 hasta 2008 se llega a una conclusión interesante: España es la segunda selección de Europa por los resultados obtenidos. Sólo la superan ahora mismo Alemania

Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

Escribo estas líneas antes de que dé comienzo la final de la Eurocopa 2008 que disputarán Alemania y España. Vengo de la estación de trenes de Santander donde la he dejado a Ella camino de Madrid. Falta todavía un buen rato para que empiece el partido, pero ya hay un ambientazo increíble recorriendo las calles más céntricas de la ciudad en forma de chavales vestidos/disfrazados con la camisa de la selección española. Se escuchan además cohetes y petardos desde hace varios días, los coches circulan engalanados con los colores rojo y “gualda” mientras hacen sonar los claxon con júbilo, y muchas ventanas de las viviendas muestran una bandera española dejándose mecer por el viento. Desde la victoria sobre la selección rusa hay un convencimiento general entre la población de que España va a ganar esta Eurocopa, hay una efervescencia generalizada que yo no recordaba de ningún tiempo atrás. Hemos pasado de la reserva, el escepticismo o, sencillamente, el derrotismo, a la máxima confianza en la victoria, en el “somos los mejores”.

Me gusta mucho jugar al fútbol. Y me gusta mucho menos verlo en televisión. De esta Eurocopa no he visto ningún partido completo de la selección española, y empecé el campeonato como casi el cien por cien de los españoles, es decir, sabedor derrotista de que no pasábamos de cuartos. Y de este hecho es del que quiero tratar aquí hoy, antes de saber si frente a Alemania nos ha tocado la “gloria” o el “infierno”.

Creo que el posicionamiento mental y espiritual de los españoles ante los resultados deportivos de la selección nacional de fútbol son un termómetro pasmosamente concreto y pertinente sobre cómo nos juzgamos a nosotros mismos y sobre cómo competimos en eso de vivir. Los españoles somos derrotistas, admitimos con suma facilidad la fatalidad de que perderemos, de que no servimos para lo grande, que nos arrugamos, que no sabemos competir, que frente a los retos decisivos nos arrugamos y desaparecemos diluidos por la desesperación y la impotencia. En definitiva, pensamos de nosotros mismos que somos un desastre, y nos disponemos a la competición derrotados de antemano, temerosos, cabizbajos, resignados.

Pero de repente ganamos los tres primeros partidos y nosotros mismos quedamos un tanto descolocados. ¿Qué ha sucedido? ¿Qué nos ha pasado? Las respuestas brotan de nuestros labios con suma rapidez. La más frecuente y socorrida es que los adversarios eran muy malos. No es que “nosotros” nos hayamos mostrado superiores en diversas facetas del juego y en lógica consecuencia hayamos ganado los partidos. No, es que los “otros” eran un desastre, eran muy malos y claro, cualquiera les hubiera batido. Pero cuando nos enfrentemos a los “buenos”, entonces se demostrará cuál es nuestro verdadero nivel, se verá otra vez cómo somos unos perdedores, unas perpetuos derrotados frente a los grandes de verdad. Es decir, no pasaremos de cuartos.

En cuartos este año nos ha tocado Italia. Un porcentaje altísimo de españoles, yo incluido, pensamos que ahí se acabaría nuestro caminar futbolístico. Es más, pensábamos, estoy seguro de ello, que jugaríamos bien, mejor desde luego que en los partidos precedentes, que crearíamos ocasiones, que llegaríamos con claridad y que la mala suerte o la fortuna sempiterna de los italianos impediría que marcásemos. Y en el último minuto, después de un partido heroico que merecimos a todas luces ganar, un italiano daría con el culo un balón que le llegó de rebote y nos mandaría de nuevo a casa. Se nos quedaría cara de tontos y de fracasados. ¿Quién no pensaba que la película iba a desarrollarse así?

Sin embargo ganamos a Italia, a penaltis, pero ganamos. Pasamos por fin de cuartos. Y entonces se produce el otro hecho que caracteriza a los españoles. Aceleramos de la nada al todo con la potencia de un Ferrari último modelo. A partir de ganarle a Italia ya nos sentimos campeones. Ya no hay quien nos pare. Ahora mismo faltan diez minutos para que comience el partido contra Alemania. Pues bien, ahora mismo seguro que una inmensa mayoría piensa que vamos a ganar poco más que de calle, sin pasar apuros, como unos auténticos chulitos. Así somos, de la nada al todo con suma facilidad, y claro, del todo a la nada con la misma facilidad. Si hoy no ganamos el campeonato habrá que volver a oír los lamentos de siempre, que llegamos a tocar el objetivo pero nunca lo logramos..., que ganan los de siempre..., que no hemos sabidos competir en el último momento..., que nos falta carácter..., que esta generación prometía mucho pero al final, como siempre, se ha quedado en nada..., que hemos rozado un sueño imposible..., bla, bla, bla... Y no nos damos cuenta de que esta forma de ser y pensar, que esta “puesta en escena tan repetida de ser español” marca a fuego a los más jóvenes que nos escuchan, que les traspasamos el testigo pesado y gris de nuestra mediocridad, una mediocridad que es inventada, legendaria, asumida y aceptada sin que se base en datos reales. Los voy a demostrar.



Eurocopa 2008: Alemania 0 - España 1, Gol de Torres (vídeo colgado por eQuaLiTYSPaCe)

Vamos a ver. Me he metido en la Red y he buscado los campeones y finalistas de todas las Eurocopas que se han disputado, desde 1960 hasta 2008. He analizado los resultados y me he dado cuenta de cosas muy, muy interesantes. Voy a dejar aquí plasmados los datos en una lista que, sin incorporar el resultado que se dará en unas dos horas, sí incorpora el dato de quienes son los finalistas de este año. La lista va de equipo más importante según los resultados obtenidos a lo largo de la historia (sumando finales y campeonatos), y dando más importancia, claro, a los campeonatos ganados.

ALEMANIA: 6 finales (1972, 1976, 1980, 1992, 1996, 2008), 3 campeonatos (1972, 1980, 1996)
FRANCIA: 2 finales (1984, 2000), 2 campeonatos (1984, 2000)
URSS: 4 finales (1960, 1964, 1972, 1988), 1 campeonato (1960)
ESPAÑA: 3 finales (1964, 1984, 2008), 1 campeonato (1964)
CHECOSLOVAQUIA: 2 finales (1976, 1996), 1 campeonato (1976)
ITALIA: 2 finales (1968, 2000), 1 campeonato (1968)
HOLANDA: 1 final (1988), 1 campeonato (1988)
DINAMARCA: 1 final (1992), 1 campeonato (1992)
GRECIA: 1 final (2004), 1 campeonato (2004)
YUGOSLAVIA: 2 finales (1960, 1968)
BÉLGICA: 1 final (1980)
PORTUGAL: 1 final (2004)

Según estos datos, ahora mismo, al margen del resultado de hoy, España es la 4 selección de Europa por los resultados obtenidos a día de hoy en todos los campeonatos disputados. Sólo la superan en primer lugar Alemania (6 finales y tres o cuatro campeonatos, depende de los que ocurra dentro de un rato), luego Francia (dos finales y dos campeonatos), y la URSS (Rusia) (cuatro finales y un solo campeonato).

Ocurra lo que ocurra esta tarde noche, España estará por encima en el ranking de selecciones tan prestigiosas como Italia (sólo dos finales y un único campeonato hace ahora ¡¡¡40 años!!!!), Holanda (una única final y un solo campeonato ganado hace ¡¡¡20 años!!!) o Portugal (una sola final, ningún campeonato).

Echando un vistazo a la lista, comprobamos que si España gana hoy la final del 2008 se colocaría como la 2ª selección europea por resultados en la historia de la Eurocopa: 3 finales y 2 victorias. Si hoy perdemos, seguiremos siendo, insisto en ella, la 4ª selección por resultados de la historia de la Eurocopa, por encima de Italia, Holanda, Portugal, Bélgica, Dinamarca...

Si echamos otro vistazo, nos daremos cuenta de que hay selecciones con mucha tradición futbolística que están a años de luz de España en el ranking de las Eurocopas. Ni Suecia, ni Austria, ni Escocia, ni Irlanda, ni Polonia, ni Hungría..., han hecho nunca nada. ¿E Inglaterra? Inglaterra, el país es en el que se inventó el fútbol, es la selección más sobrevalorada de la historia del fútbol mundial, un caso increíble y perfectamente desmontable de marketing publicitario a su favor y al de su fútbol. Inglaterra no ha ganado ningún Eurocopa, pero es que además no ha llegado jamás a ninguna final. Inglaterra ganó su Mundial del año 1966 (hace 42 años!!!!!!!), en una final contra Alemania que muchos han calificado de escandalosa por la ayuda arbitral. Ni antes ni después Inglaterra ha hecho nada, no ha jugado ninguna otra final jamás.

Conclusión. La selección española de fútbol sí es cierto que no está a la altura de los resultados deportivos de los clubes más grandes y laureados de su liga profesional (Real Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Atlético de Madrid, Zaragoza...), pero el fútbol español y su selección están por méritos propios y con datos en la mano en lo más alto de la élite del fútbol europeo, y por tanto mundial.

Pase lo que pase dentro de unos minutos, sea cual sea el resultado, estamos y estaremos entre los grandes, sin chauvinismos idiotas, nacionalistas y absurdos..., sólo leyendo los resultados y echándole un vistazo a la historia. No seamos derrotistas, no transmitamos derrotismo idiota y yermo a los más jóvenes. Con esfuerzo, trabajo y talento se consiguen logros, y la historia de lo que ha hecho el fútbol español a lo largo del tiempo, en contra de lo que muchos pensábamos, así lo demuestra. Ni los mejores ni los peores. Muy buenos simplemente, lo que no es poco.


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios
07.07.2008 11:38:22 - RICARDO



Amigo Tono, gran verdad la que planteas sobre nuestra idiosincrasia. Ahora bien quede claro que antes de iniciarse el campeonato, y entre un grupo de amigos hicimos una porra en la que se trataba de acertar que equipos jugarían la final. Llamalo suerte, está claro, mi apuesta fué España - Alemania. A día de hoy se conoce sobradamente el resultado, yo en un exceso predije un 2- 0 a nuestro favor. En fin! por poco. La final la vivimos en la piscina de la urbanización con toda la chavalería equipada, pintada con banderas,... Espectacular! Al final del partido jolgorio total con baño en la piscina incluido. Que gozada!. Un abrazo.










  • Autores

    Entrevista a Francisco Balbuena (por María José de Acuña)
  • Temas

    Piratería: un análisis de la economía delictiva (por Mikel Buesa)
  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Blog

    Mark Padmore en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Miguel Veyrat: Poniente
  • Publicidad

    Alarona Consulting consultoría de empresas en Mataró (Maresme y Barcelona) - www.alarona.com