Robert Pant y Alison Krauss: Raising Sand (2008)

Robert Pant y Alison Krauss: Raising Sand (2008)

    GÉNERO
Música

    TEMA
Crítica de Raising Sand, CD de Alison Krauss y Robert Plant (por Marion Cassabalian)

    OTROS DATOS
Lanzamiento: 2008. Discográfica: Rounder Records. Producción: T Bone Burnett. Grabación y mezcla: Mike Piersante. Edición: Jason Wormer. Director de arte y diseño: Steven Jurgensmeyer. Fotografía: Russ Harrington y Pamela Springsteen




Magazine/Música
Raising Sand, CD de Robert Plant y Alison Krauss
Por Marion Cassabalian, jueves, 04 de septiembre de 2008
La salida del recopilatorio de Led Zeppelin eclipsó un poco el estreno del disco de Robert Plant, la voz del legendario grupo británico, y la primera dama del bluegrass, Alison Krauss. Sin embargo, Raising Sand es un disco que merece toda nuestra atención por su relajante belleza.

El álbum del vocalista del legendario grupo Led Zeppelin, Robert Plant, y de la primera dama del bluegrass en Inglaterra, Alison Krauss, es una muy buena sorpresa. Plant abandona sus típicos gritos roqueros para unir su voz a la de Krauss, en un disco de tonos suaves y tranquilos, que recrean una atmósfera entre mística y relajante.

Bajo la mano de T Bone Burnett, el talentoso productor que ideó la banda sonora de O Brother y asistió artísticamente a grupos como Counting Crows o The Wallflower, Raising Sand está compuesto de viejas versiones que oscilan entre el folk, el country, el blues y el R&B. A pesar de que los trece temas elegidos por Krauss y Plant son canciones de artistas tan dispares como Tom Waits, Sam Philips, Townes Van Zandt, Gene Clark, los Everly Brothers e incluso algunos temas del disco que Plant grabó junto a Jimmy Page hace más de diez años, este trabajo tiene un color muy propio. Las canciones parecen ser composiciones hechas a medida. El resultado es un álbum con un ambiente particularmente tranquilo de ritmos lentos y casi hipnóticos. La foto de la portada, en blanco y negro y con un grano generoso, añade un sentimiento de nostalgia a esta sensación de bienestar que se queda al escuchar Raising Sand.



Robert Plant y Alison Kraus: "Gone, Gone, Gone (Done Moved On)" (vídeo colgado en YouTube por nshields)

Aunque la voz desgarrada y casi familiar de Plant sigue siendo un encanto, es sobre todo la preciosa voz soprano de Krauss quien agrega el relieve a esta selección de temas interpretados de forma tenue. Su mejor versión en Raising Sand es sin duda la de “Trampled Rose”, un tema hermoso de Tom Waits y de su mujer Kathleen Brennan. Krauss logra hacer suya esta canción gracias al color de su voz. Su interpretación de “Sister Rosetta goes before us”, de Sam Philips también es una pequeña joya.

Ganadora de 20 premios Grammy, esta cantante es todo un ícono en su país. Empezó a tocar el violín a los 8 años, interesándose desde el principio en el country y más particularmente en el bluegrass, un estilo que proviene de la música tradicional inglesa y junta instrumentos como la mandolina, el dobro y el banjo, entre otros (el penúltimo tema de Raising Sand, “Let your boss be you lesson” de Milt Campbell, se acerca mucho al trabajo en solitario de Krauss).



Robert Plant y Alison Krauss: "Please Read The Letter" (vídeo colgado en YouTube por 6string3r)

Además de su gran talento como violinista, destacó pronto su voz, alta y cristalina. En 1985, se publicaron sus primeras grabaciones en un disco llamado Different Strokes, en el que interpretaba, junto a su hermano Viktor, Bruce Weiss y Jim Hoiles, una selección de temas de su estilo predilecto. Este álbum le valió su primer contrato con una discográfica. Alison tenía apenas 14 años. En 1987, Krauss publica Too late to cry, su primer trabajo con Rounder Records. Su inicio en el mundo del bluegrass fue un éxito tan rotundo, que solamente dos años después, Alison grababa su segundo álbum, Two Highways, con los número uno de este género, Union Station.

Por su parte, Robert Plant añade con Raising Sand, un disco más a su brillante carrera de solista. Acostumbrados a sobradísimos trabajos como el álbum Mighty Rearranger (2005) o sus versiones de Bob Dylan y Tim Buckley, entre otros, en su disco Dreamland (2001), el antiguo cantante de unas de las mejores bandas de rock de la historia nos demuestra una vez más que la edad no es una excusa para la mediocridad. Con una voz rapada por los años, Plant logra transmitir en este último trabajo un delicado estado de paz.

El resultado final no sería tan bueno sin la participación del guitarrista Marc Ribot y artistas como el mismísimo T Bone Burnett a la guitarra, Jay Bellerose a la batería, Dennis Crouch con el bajo acústico y Riley Baugus con el banjo, entro otros muy buenos músicos.

Plant y Krauss lograron recrear un ambiente muy agradable en este primer trabajo en conjunto, haciendo suyas estas conocidas canciones que se transforman a la unión de sus voces.



Robert Plant y Alison Krauss: "Killing The Blues" (vídeo colgado en YouTube por carann5)